Teatro estacional

C.M
-
Los jóvenes ofrecieron textos teatrales de diferentes autores y épocas reunidos en una obra 'all in one', llamada a celebrar el centenario de la estación de ferrocarril. - Foto: David Pérez

Los alumnos del Instituto Princesa Galiana se implicaron en la celebración del centenario de la Estación de Tren con la puesta en escena de la obra 'All in one' ante la curiosidad de los viajeros y el ánimo de sus familiares y amigos

Los pasajeros del Ave se mezclaban con los alumnos del Princesa Galiana que, como espectadores o sobre las tablas del improvisado teatro, demostraban que cualquier espacio es adecuado para transmitir historias. Los jóvenes actores del centro público tomaron la palabra en la obra de teatro ‘All in one’, un compendio de escenas de obras teatrales de diferentes épocas y autores.
Seguía el ensayo y el proceso Fernando Vázquez, el jefe de estudios de un instituto que se precia de ser el único de la provincia que cuenta con un Bachillerato de Artes Escénicas. Por ello, y sabedor de que las dinámicas experienciales son altamente gratificantes para los alumnos, los matriculados en el primer curso del mismo se implicaron con ilusión en la puesta en escena de una pieza que, para la ocasión, celebró el centenario de inauguración -el 24 de abril de 1919- de la Estación de Tren.
Y puesto que fueron, los alumnos del IES Princesa Galiana, los protagonistas de la jornada, quiso Vázquez valorar la tercera muestra de teatro escolar organizada por el centro y la participación de unos 200 jóvenes llegados de nueve centros. Porque la representación se ha incluido en un programa escénico y musical articulado en torno a cinco espacios del entorno de Santa Bárbara. Junto a la Estación de Tren, el Castillo de San Servando, el colegio Ángel del Alcázar, el Centro Cívico y el salón del Galiana están siendo ocupados, estos días, por intérpretes en ciernes implicados en una dinámica formativa destacada.
No en vano, apreció el jefe de estudios de los jóvenes la importancia de ofrecerlos asignaturas específicas -como talleres artísticos y formación en lenguaje y práctica musical- dentro de un programa educativo amplio y extenso. Sobre todo porque la mayoría de los 60 inscritos en esta rama -30 por curso- desean dedicarse a la interpretación o al mundo de la imagen y el sonido. Áreas muy demandadas y que, por ejemplo, este año se han evidenciado en las 50 peticiones inscritas en el centro.
Así, los jóvenes del primer curso -porque los de segundo están estudiando para la cercana EBAU- exhibieron su trabajo en una Estación convertida en escena.

Un momento de la representación. David Pérez
Un momento de la representación. - Foto: David Pérez