Un campus con matrícula de honor

J. M. Loeches
-

Cerca de un centenar de escolares han participado esta semana en la tercera edición del Campus TrainingRey Tello, que conjuga deporte, formación y actividades de todo tipo

Un campus con matrícula de honor

Deporte, diversión, aventura, risas, alegría, ocio, amistad... y un sinfín de actividades y experiencia que quedarán para siempre grabadas en las retinas y los corazones del cerca de 50 chicos y chicas que han participado. Eso ha sido, grosso modo, la tercera edición del Campus TrainingRey Tello, celebrado desde el pasado lunes y hasta ayer viernes en la fincha Los Forestales, en la localidada de Urda. Como asegura su director, en una opinión compartida con el resto de monitores, «ha sido el mejor de los tres, en el que mejor se lo han pasado».
Con el atletismo como hilo conductor, estos días han servido como pistoletazo de salida para una nueva temporada en la formación celeste. Y eso que no todos los participantes provenían del TrainingRey, sino de otros clubes e, incluso, se apuntaron niños y niñas que no hacen deporte habitualmente.
En realidad, se han ofrecido multitud de actividades relacionadas con la educación física, aunque el atletismo sea lo que más se practique. Los escolares han realizado multiaventura, como el rockódromo y el novedoso  puente tibetano. Además, se han divertido mucho con las actividades acuáticas en la piscina. En otro orden de cosas, una monitora de arte dramático, les ha dirigido en escenficaciones teatrales y musicales.

Un campus con matrícula de honor
Un campus con matrícula de honor - Foto:
Pero, sin duda, las Olimpiadas es uno de los momentos que más han atraído a los componentes del campus. Día tras días, los seis equipos participantes han realizado diversas pruebas y al final de cada jornada se les mostraba la clasificación general. Se dio la circunstancia de que hubo un empate a puntos y hubo que desequilibrar la balanza en la noche de clausura del jueves.
Ya en la jornada de ayer, antes de emprender el viaje de regreso a Toledo, las emociones se desbordaron con la entrega de premios y con la proyección de un video de cuatro minutos con los mejores momentos del campus. Será un bonito recuerdo para todos y que puede animarles a volver en años posteriores. Desde luego que no hay un campus similar en Castilla-La Mancha y su éxito irá creciendo con las ediciones. «El objetivo es que se socialicen y disfruten y creo que lo hemos cumplido», reconoce su director, un Fernando Rey que recalca el haber tocado techo en esta tercera edición «porque hemos corregido cosas e introducido otras que nos han propuesto los chicos».


Más fotos:

Un campus con matrícula de honor
Un campus con matrícula de honor - Foto:
Un campus con matrícula de honor
Un campus con matrícula de honor - Foto:
Un campus con matrícula de honor
Un campus con matrícula de honor - Foto:
Un campus con matrícula de honor
Un campus con matrícula de honor - Foto: