900 mayores en las 5 rutas senderistas de la Junta

La tribuna
-
900 mayores en las 5 rutas senderistas de la Junta

"Se trata de una actividad física saludable que propicia, no sólo el movimiento y la salud cardiovascular, sino también el contacto con la naturaleza y la vivencia de experiencias", señala el director provincial de Bienestar Social.

 
Alrededor de 900 personas mayores de la provincia de Toledo participarán este año en las cinco rutas senderistas que ha programado el Gobierno regional en el marco del programa de Envejecimiento Activo de Castilla-La Mancha. El director provincial de Bienestar Social, Gregorio Gómez Bolaños, que ha participado en la ruta celebrada ayer por la Vía Verde de la Jara, entre Capillo de la Jara y Belvís de la Jara, destacaba la importancia de la práctica del senderismo para las personas mayores, ya que «se trata de una actividad física saludable que propicia, no sólo el movimiento y la salud cardiovascular, sino también el contacto con la naturaleza y la vivencia de experiencias con otros compañeros, lo que la hace más agradable y enriquecedora».
En este sentido, Gómez Bolaños indicaba que «las rutas senderistas, junto con otros programas como el termalismo o los viajes sociales, contribuyen a mantener y mejorar la salud y la calidad de vida de las personas mayores, al tiempo que tienen un indudable carácter preventivo para evitar la aparición de situaciones de dependencia».
Los principales beneficios que se consiguen para la salud al practicar senderismo son: reducir el riesgo de osteoporosis, disminuir el sobrepeso, activar la circulación y fortalecer el corazón, aliviar las tensiones musculares y los síntomas de artritis, reducir el estrés y respirar un aire más puro.
Las rutas senderistas son una de las actividades que se incluyen dentro del marco de Envejecimiento Activo para mayores de Castilla-La Mancha para promover la salud y la calidad de vida de estas personas. Estas rutas, además de aunar la actividad física moderada con el entorno natural, cuentan con el aliciente de conocer y promocionar los entornos paisajísticos y culturales de la región.
En estas rutas participan las personas mayores que son socias o usuarias de los centros de mayores de la Junta de Comunidades, así como los mayores de los pueblos en los que se realiza esta actividad. En ellas se realiza un recorrido de entre 8 y 10 kilómetros sin grandes dificultades por unos parajes de gran valor paisajístico y ambiental. Una vez concluida la marcha, se realizan visitas turísticas a monumentos o espacios de interés cultural de la zona.