2.500 jóvenes se incorporan al campo

La tribuna
-
2.500 jóvenes se incorporan al campo

Chueca acoge desde ayer el IIICampus Jóvenes Cooperativistas de Castilla-La Mancha donde el consejero alentó a la integración de empresas cooperativas

lt / toledo
La incorporación de jóvenes al campo, la visibilidad y puesta en valor del papel de la mujer y la integración de las empresas cooperativas para que tengan más fuerza a la hora de defender los productos de agricultores y ganaderos en los mercados nacionales e internacionales al tener una mayor capacidad de negociación. Son los tres ejes fundamentales que el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, destacó ayer como imprescindibles para el sector agroalimentario de Castilla-La Mancha y su futuro.
Martínez Arroyo participaba, junto al director general de Juventud y Deportes, Juan Ramón Amores, en el acto de inicio del III Campus Jóvenes Cooperativistas de Castilla-La Mancha organizado por Cooperativas Agro-Alimentarias en colaboración con la Fundación Obra Social ‘La Caixa’, y que, desde ayer y hasta el viernes, reunirá en el albergue juvenil ‘Casa Santa Luisa’ de la localidad toledana de Chueca a cerca de medio centenar de jóvenes, 34 hombres y 18 mujeres procedentes de localidades de las cinco provincias castellano-manchegas.
A todos ellos les trasladó la importancia del paso que están dando, ya que están interesados en incorporarse a las explotaciones agrarias o cooperativas, convirtiéndose en «socios de una empresa, la suya, y de una empresa de todos, la de nuestro medio rural».
 Martínez Arroyo resumía el papel importante de las cooperativas y el trabajo conjunto que se ha realizado en concreto con Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha, donde se ha producido un cambio disruptivo, con 2.500 jóvenes que emprenderán en el sector para garantizar el relevo generacional, de los que un tercio son mujeres, al haber priorizado sus proyectos en las líneas de ayuda, lo que «refleja la realidad de nuestra sociedad, de la mitad de la sociedad que existe en el medio rural y medio urbano», resaltando que «tienen que figurar en papeles y gestionar las explotaciones».
Además, en cuanto a la fortaleza de las empresas del sector agroalimentario, precisó que en la actualidad se encuentra abierta una nueva línea de ayudas «para que se puedan crear  nuevas agrupaciones de productores para que sean capaces de combatir mejor en la cadena alimentaria en un mercado globalizado» en el que se trata de defender mejor las frutas hortalizas, el vino o el aceite producido en la región. 
Por su parte, el director general de Juventud y Deportes, Juan Ramón Amores, trasladó al más de medio centenar de jóvenes presentes en este evento, que se está terminando de perfilar el carnet del joven agricultor, para que las personas que se dedican a la agricultura y la ganadería, de hasta 39 años de edad, puedan tener un valor añadido más; un proyecto en el que  ha trabajado la Consejería y el sector y que estará finalizado antes de que termine esta legislatura.