Un explicación científica a los ángeles de la guarda

J. Monroy
-

Javier Pérez Campos presenta en Toledo su libro Los Guardianes, una recopilación de experiencias y explicaciones científicas de voces que han escuchado personas cerca de la muerte

Un explicación científica a los ángeles de la guarda - Foto: Yolanda Redondo

La Biblioteca de Castilla-La Mancha se ha subido este viernes a la Nave del Misterio de la mano de Javier Pérez Campos. El colaborador de Cuarto Milenio llegaba junto al toledano Luis Rodríguez Bausá para presentar su último libro, Los Guardianes.
Los Guardianes, explicaba el propio autor, es una investigación periodística sobre el misterio de las apariciones que salvan vidas. Se trata de «gente que en situaciones extremas ha visto unas figuras o ha escuchado una voz que ha dado indicaciones precisas hasta conducirle a la salida y a la vida». En el transcurso de su trabajo, el autor ha conseguido diversos testimonios y ha recopilado explicaciones científica a fenómeno.
En ese proceso, Pérez Campos localiza incluso a supervivientes del 11 de septiembre, a los que pudo entrevistar y le contaron no solo cómo se vivió el atentado desde dentro, sino «cómo de pronto, lo imposible se manifiesta ante ellos y les da una segunda oportunidad». También en la región hay testimonios. Es el caso de la N-430, muy cerca de la Ciudad Real natal del autor. Entre la Puebla de Don Rodrigo y Luciana había muchos casos de apariciones. Cuando comenzó a investigar, determinó que en la carretera había habido múltiples accidentes, algunos de ellos mortales. Muchas personas que le relataron los encuentros le contaron que las figuras estaban «como advirtiendo de un peligro inminente».
La explicación científica. Se trata, al fin y al cabo, de un seguimiento periodístico al fenómeno que se ha denominado, entre otras formas, como «ángeles de la guarda». Pero Pérez Campos apunta que es un fenómeno muy antiguo, al que cada cultura y cada religión le ha dado diferentes nombres, «pero lo interesante es ver que estas figuras están ahí prácticamente desde los orígenes de la humanidad».
Más allá de recoger experiencias, el autor ha querido adentrarse en el ámbito de la ciencia, para saber si alguna disciplina trata de explicar estos fenómenos. Así, hay estudios de varios neurólogos de la Universidad de Israel que cuentan que muchos de estos encuentros ocurren en alta montaña. De forma que estos científicos sugieren que la hipoxia (falta de oxígeno en el cerebro) podría ser el detonante de este tipo de apariciones.
Tras su exitoso paso por Toledo, Pérez Campos sigue con varios proyectos en la cabeza. Continúa investigando y trabajando en Cuarto Milenio, y apunta que va a seguir escribiendo, porque la escritura es un medio que le gusta mucho «y creo que es el vehículo más personal para contar tus vivencias y espero seguir haciéndolo».