Podemos quiere repetir en el Gobierno y ser «determinante»

Á. de la Paz
-
Podemos apunta a repetir en el Gobierno y ser «determinante» - Foto: Yolanda Lancha

El líder del partido en Castilla-La Mancha, José García Molina, registra la candidatura con que los morados concurrirán a las Cortes regionales por Toledo el próximo 26 de mayo

Podemos se presenta a las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo con la intención de revalidar su representación en las Cortes regionales y mantener su influencia en el rumbo político de Castilla-La Mancha. El líder del partido en la comunidad, José García Molina, pretende mantener a la formación dentro del Gobierno resultante tras los comicios del mes venidero. Desde la formación morada insisten en la importancia que ha tenido su desempeño dentro del Ejecutivo regional a partir del verano de 2017, cuando se sumaron al gabinete socialista liderado por Emiliano García-Page. Molina aludió a la necesidad de ahondar en las políticas de izquierdas para evitar el giro a la derecha que protagonizaría un hipotético pacto entre el PSOE y Cs.
La posibilidad de que García-Page cambie de aliado durante la próxima legislatura y se apoye en Cs, una fuerza extraparlamentaria pero que aspira a entrar con varios diputados, haría innecesaria la suma con Podemos, una fuerza que «obliga a García-Page a ser más socialista de lo que realmente es», según explicó Molina. El diputado regional por Toledo confía en que el resultado que arrojen las urnas posibilite al partido «ser determinante» y reeditar un acuerdo que les mantenga dentro del Ejecutivo. El máximo dirigente de Podemos en la región subrayó su intención de buscar «aliados» y apeló a que el actual «no es tiempo de mayorías absolutas para nadie» y reclamó acuerdos y negociación.
«Esta carrera nos tiene que llevar de nuevo al Gobierno de Castilla-La Mancha», proclamó el secretario general de Podemos en la región. La irrupción de esta marca en el tablero político autonómico en la primavera de 2015 terminó con décadas de bipartidismo. La votación para renovar el máximo órgano legislativo de la comunidad se antoja como una reválida para el partido. Su candidato pide la confianza de la ciudadanía para «seguir refrendando este trabajo que hemos estado haciendo en estos cuatro años».
Molina reivindicó el papel de su partido dentro del Gobierno autonómico y el suyo propio como vicepresidente segundo. El responsable de Podemos en Castilla-La Mancha aludió al compromiso social de su partido y a los logros conseguidos en los dos últimos años. La idea con que esta formación concurre al 26M es que la región «siga creciendo y recuperando los derechos perdidos y el nivel de vida que se fue menoscabando en anteriores legislaturas».
Las encuestas de intención de voto desfavorables no parecen diluir el ánimo dentro de la formación. El propio Molina recordó que los diferentes sondeos publicados hace cuatro años no preveían su presencia en las instituciones autonómicas. «Y hoy soy vicepresidente». 
Aunque desde el partido de los círculos vislumbran un Parlamento regional atomizado, con hasta cinco grupos repartiéndose los 33 representantes que forman el hemiciclo, la apuesta de Podemos incluye mantener la representación actual, de tres diputados, íntegra o con la pérdida de un solo escaño.
La formación de izquierdas registró en la Audiencia Provincial de Toledo la lista por la circunscripción provincial para las autonómicas del 26M.
Al líder regional y número uno por Toledo le acompañaron Isabel Álvarez y Daniel Velasco, quienes ocuparán las posiciones más altas de la candidatura en este territorio. En la provincia se asignan nueve de los 33 asientos de la Cámara de Castilla-La Mancha.