El fuego se rinde al Greco

J. Guayerbas
-

Compagnie la Salamandre despide el IV Centenario con un espectáculo de danza y fuego que logra reunir en la plaza del Ayuntamiento a cientos de turistas y toledanos. La música, apoteósica.

Regaderas de fuego, ayer, en el espectáculo de La Salamandre. - Foto: Yolanda Redondo

Un personaje, el Greco. Un argumento, sus luces y sus sombras. Un escenografía, las fachadas de la plaza del Ayuntamiento.  Tres premisas con las que la compañía francesa ‘La Salamandre’ jugó ayer para despedir el IV Centenario del fallecimiento de Doménikos Theotocopoulos con un espectáculo que rompió la cuarta pared escénica para ir más allá del cuadrilátero de arena instalado en el centro de la plaza.

La música, soberbia, guió las coreografías y los juegos de expresión corporal que el equipo artístico fundado en 1990 en Besançon conjuga con danzas ancestrales, acrobacia y artes marciales, todo ello con un hilo conductor: el fuego.

El rojo que el mismo Greco plasmó en la túnica de ‘El Expolio’  y los azules de sus cielos desencadenaron en el blanco más puro desde el balcón del Ayuntamiento con una explosión de ovaciones para estos creadores de figuras en llamas, bailarines y actores con los que ayer se ponía el punto y final al programa de artes escénicas ‘Pasearte’ con reminiscencias a espectáculos de otras compañías de calado internacional como el Cirque du Soleil.

Danza y fuego de la compañía La Salamandre.Danza y fuego de la compañía La Salamandre. - Foto: Yolanda Redondo

‘Variations Sur La Flamme’ pasará a la historia escénica como una propuesta arriesgada con una selección musical que llevó a los espectadores por la Ciudad de las Tres Culturas y el Toledo del Greco hasta la irrupción del ritmo disco y electrónico. Las notas sefardíes, los acordes griegos y la música del renacimiento tardío no faltaron a esta despedida, y es que cuando restaban algunos minutos para las siete de la tarde, una voz en off hacía un breve resumen de estos doce meses de Año Greco con un hasta siempre que comenzaban el pasado mes de enero con el concierto de campanas de Llorenc Barber.