Le traslada un «respaldo absoluto» para una PAC fuerte

Javier D. Bazaga
-

El vicepresidente del Ejecutivo regional asistió a la reunión extraordinaria convocada por el Ministerio para abordar la situación del campo español en la que vio la necesidad de acordar un pacto de Estado «político y territorial»

Traslada a Planas el «respaldo absoluto» para una PAC fuerte - Foto: JUAN LAZARO

Las movilizaciones que están llevando a cabo los agricultores y ganaderos en el campo español han hecho a las administraciones volver la vista a un sector que reclama soluciones. Este miércoles el ministro de Agricultura, Luis Planas, convocó a los representantes de agricultura de las comunidades autónomas para abordar una «reflexión conjunta» sobre esta situación.
A la cita acudió el vicepresidente de la Junta de Comunidades, José Luis Martínez Guijarro, que brindó a Planas el «respaldo absoluto» del Ejecutivo para defender una política agraria comunitaria (PAC) «fuerte», orientada a las explotaciones familiares que son las que, según manifestó, vertebran el medio rural del país.
Martínez Guijarro abogó por ese tipo de explotaciones, que son las más «arraigadas» en el territorio, y las que contribuyen a esa unión, por lo que planteó un «acuerdo de Estado» a nivel político, pero también territorial. «Estamos hablando de vertebración y del reto demográfico» señaló tras una reunión que calificó de «provechosa» ante una situación de preocupación en el sector agrario que, aseguró, «entendemos en el fondo» por la incertidumbre que ha generado la «evolución de la renta agraria».
En este sentido, desde el Ministerio se ha planteado una modificación de la legislación de la cadena alimentaria, acorde con la normativa europea, que reequilibre los distintos eslabones de esa cadena, y apueste por la potenciación de las cooperativas y asociaciones profesionales a las que Planas sigue viendo carentes del tamaño suficiente para encarar con solvencia la negociación de precios con las grandes distribuidoras del país.
Aún hay muchos flecos que resolver pero «la dirección es la correcta» opinó Guijarro, con una administración  encaminada a facilitar el incremento de tamaño de las explotaciones, para lo que ofreció la colaboración «más estrecha» para defender al sector agrario.
Además, el vicepresidente del Gobierno de García-Page destacó la gran oportunidad que se abre con esta situación para devolver el prestigio al sector agrario que «ha sido muy respaldado y comprendido por la opinión pública».  «Los ciudadanos han entendido la situación complicada en la que se encuentra el sector, y esto no siempre ha sido así» recalcó, por lo que llamó a aprovechar esta circunstancia y hacer un esfuerzo «reputacional» del sector agrario como esa pieza clave en la vertebración del país, y aprovechar la inercia para sacar ventaja en favor de un sector estratégico para la comunidad.