Un toledano estudia la base filosófica de Spiderman

ADM
-

Héctor Caño, doctor en Filosofía por la UCLM, acaba de publicar el resultado de susinvestigaciones sobre la filósofa Ayn Rand y Steve Ditko, creador del icónico personaje.También ha publicado un nuevo volumen sobre Stan Lee

Un toledano estudia la base filosófica de Spiderman

A. de Mingo / toledo
Héctor Caño puede ser considerado el mayor especialista en cómic de Toledo. Su colección de más de 22.000 títulos, de hecho, le sitúa al frente de los coleccionistas castellanomanchegos y entre los mayores del país. Dibujante, cineasta y profesor de Secundaria, recientemente doctorado en Filosofía por la Universidad de Castilla-La Mancha, Caño acaba de publicar su tesis doctoral: Del Objetivismo de Ayn Rand a los cómics de Steve Ditko (Visión Libros, 2019). Ahonda en ella en la relación entre el padre de Spiderman y la escritora y filósofa estadounidense de origen ruso, «una figura bastante desconocida en España, donde solo la conocemos a través de sus primeras novelas, como El manantial (1943)».
Rand, que durante los últimos años suele asociarse con el pensamiento neoliberal, explica el especialista, «no fue en absoluto una retrógrada: su mentalidad era más próxima al liberalismo europeo, con una especial predilección por la obra de Victor Hugo y su concepción del héroe como protagonista absoluto, como motor del drama, según ella misma plasmó en El manifiesto romántico (1969)».
Steve Ditko (1927-2018) se sintió atraído por su pensamiento «como tantos miles de estadounidenses que leían las novelas de Rand y seguían sus apariciones en los medios de comunicación: fue una gran divulgadora y hoy su obra es muy conocida en Estados Unidos, especialmente en el entorno de Silicon Valley». El padre de Spiderman tuvo presentes las ideas de Rand -el sistema filosófico conocido como Objetivismo- para configurar el personaje de Peter Parker y su célebre alter ego, «aunque también para diseñar otros personajes de cómic menos conocidos, como The Question o Mr. A».
En todos ellos está presente el «individualismo superlativo» del Objetivismo, atributo habitual en el héroe de novela, pero trasladado al mundo de los rascacielos: «El genuino héroe americano está condenado a la soledad, como dicta la tradición literaria, pero en este contexto la soledad no pesa como una maldición sino que brilla como una antorcha».
Gracias a Ayn Rand, de hecho -prosigue Caño al explicar su ejercicio de crítica comparada-, figuras mitológicas como el titán Atlas se han visto resignificadas dentro de la sociedad norteamericana a lo largo del siglo XX, adquiriendo unas connotaciones asociadas a la idea de emprendimiento. «No es de extrañar que una escultura de este personaje -creada por Lee Lawrie- presida el acceso al Rockefeller Center de Nueva York».
La investigación ha coincidido prácticamente con la muerte de Steve Ditko y también con la de Stan Lee (1922-2018), el gran creador del universo Marvel Comics, fallecido el pasado 12 de noviembre. «Hoy este último posee una estrella en el Paseo de la Fama y es equiparado con Walt Disney (y más desde el mes pasado, en el que las películas Black Panther y Spider-Man: Un nuevo universo se repartieron nada menos que cuatro premios Oscar). Ditko, por el contrario, tuvo una carrera mucho más problemática e incluso se vio obligado a recurrir a la autoedición durante la última época de su carrera; su muerte, además, fue mucho más triste, pues mientras los medios estuvieron pendientes de la salud de Lee hasta el último momento, Ditko murió solo en su casa y no descubrieron el cuerpo hasta dos días después».
La relación entre ambos a la hora de desarrollar el personaje de Spiderman fue problemática. «En realidad, Spiderman es todo Ditko», según Caño, que también ha publicado recientemente un pequeño ensayo sobre el creador de los cómics Marvel más conocidos. «Al terminar la tesis, me dio la sensación de que Stan Lee no salía bien parado; por este motivo, decidí dedicarle un pequeño estudio, breve, divulgativo, con el que poder ajustar cuentas».