La mitad de los municipios cuenta con Protección Civil

J.M.
-
La mitad de los municipios cuenta con Protección Civil

Hasta 96 grupos trabajan en los municipios de la provincia para la prevención y las emergencias. «El índice es importante, pero todavía es corto», dicen los agentes.

El Ayuntamiento de Borox, una localidad de 3.700 empadronados de la comarca de la Sagra, homenajea hoy a la agrupación de voluntarios de Protección Civil por el cumplimiento de los 25 años de servicio. Habrá una presentación de medios, una entrega de diplomas y se ofrecerá un vino español. Más allá de la programación, el Consistorio quiere evidenciar los beneficios de un equipo pendiente siempre de sus vecinos. «Están siempre que los necesitamos, tanto en operativos de prevención como de emergencias. Vamos a acompañarlos en este importante día», animaba la administración local por las redes sociales a los ciudadanos para que participaran de este encuentro. Se trata de una de las 96 agrupaciones existentes en la provincia a día de hoy, tal y como apuntaba a este diario el jefe de la de Torrijos, Juan Pedro Suárez.
De esta manera, casi la mitad de los 204 municipios de la provincia cuenta con este servicio sufragado principalmente por los ayuntamientos, aunque haya ayudas de material y formación convocadas por la Junta de Comunidades y la Diputación Provincial. «El índice de voluntariado es importante, pero todavía es corto. Tenían que estar implantados en todas las localidades», asegura Suárez, quien gestó la agrupación de Huecas antes de incorporarse a Torrijos.
El gasto que conlleva la creación y mantenimiento de una agrupación de Protección Civil puede condicionar que los ayuntamientos sean reacios a afrontar los gastos. Cada voluntario supone la disposición de un seguro sanitario obligatorio, además de la compra de vehículos y uniformes, entre otros conceptos.
En el caso de Torrijos, cuenta sólo con 17 voluntarios que deben cumplir anualmente un mínimo de 120 horas de servicio. «Podríamos tener hasta el doble de agentes. Para nosotros, es un número bajo por el volumen de servicios y el trabajo», lamenta Juan Pedro, jefe desde 2016, quien busca perfiles especializados para la coberturas de avisos sanitarios, de rescate o de extinción de incendios. Entre las ocupaciones, figura también un programa piloto de entrega y recogida de niños de padres separados, que funciona desde hace un año y medio.
«No sustituimos a nadie. Somos auxiliares de y esperamos a que lleguen los profesionales, nos ponemos a su disposición», apunta Juan Pedro, quien trabaja también en un sector relacionado con las emergencias, concretamente en la UVI móvil de Escalona. Como voluntario, lleva 10 años en Protección Civil y otros seis en Cruz Roja. «Al voluntariado le debo todo. Posteriormente, me formé para ser profesional», dijo este hombre que fue condecorado recientemente por la Junta por el mérito en Protección Civil.
Las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil constituyen un pilar fundamental en la resolución de las emergencias como apoyo de los diferentes servicios de emergencias profesionales. Por el carácter geográfico de la región, suponen el recurso más cercano al lugar del incidente en numerosos avisos. Los incendios de vegetación, las incidencias por temporales y la búsqueda de desaparecidos o personas perdidas en zonas arboladas y de monte incluyen la participación de las agrupaciones de voluntarios repartidas por la provincia.
Las agrupaciones son activadas desde la sala de coordinación del 112 Castilla-La Mancha a petición de los responsables provinciales de Protección Civil para apoyar a los organismos de emergencias. Así, se mantienen en contacto con la central de emergencias para ofrecer novedades, coordinarse con el resto de equipos participantes o para recibir nuevas instrucciones.
Las 96 agrupaciones de la provincia constituyen el grueso de las aproximadamente 225 existentes en toda Castilla-La Mancha, las cuales practicaron un total de 2.184 intervenciones el año pasado en atención de los avisos de la central de emergencias del 112. Los meses de verano concentraron el mayor número de incidencias atendidas por estos equipos, con el pico en agosto con 231 operaciones. «Debido, en gran medida, a la mayor población que existe en la época estival en muchos pueblos de la región, así como a los incendios de vegetación que suelen producirse», destacaba la Junta de Comunidades.
Lourdes Camuñas capitanea en Madridejos una agrupación gruesa. Compuesta por 32 miembros, está considerada de las más grandes de la provincia y dispone de dos camiones para la extinción de incendios, una furgoneta y una camioneta. El servicio se extiende las 24 horas de todos los días del año, después de 34 años de experiencia; no en vano, figura como la vigesimoséptima de Castilla-La Mancha.
Camuñas llama la atención sobre la cobertura de emergencias en otras poblaciones cercanas, como recientemente en una salida a Urda. «Donde nos llama el 112», incidió al respecto. Asimismo, hizo hincapié en el intercambio de favores entre las diferentes agrupaciones de la provincia para dar una mejor cobertura a los sucesos.

El último éxito de los voluntarios. El 112 Castilla-La Mancha se puso en contacto con el coordinador de Protección Civil de Valmojado, José Luis García, e informó de un aparatoso incendio en la avenida de la Constitución. El voluntario extendió el aviso al resto del equipo y cinco se presentaron en apenas 12 minutos con dos vehículos especializados en la extinción de fuegos. Llegaron los primeros y mitigaron las llamas.
Se trata del último éxito de la conexión de la central de emergencias con las agrupaciones de Protección Civil de la provincia. Ocurrió el viernes en un incendio que calcinó tres vehículos y causó daños a un cuarto. «Protección Civil está bastante bien equipado. Echaron arena y cortaron el flujo de gasolina. Avisaron a la gente y quitaron algunos de los coches intactos», valoraba el alcalde, Jesús Agudo, sobre la intervención de los cinco agentes, auxiliados por un vehículo ligero de 500 litros de capacidad y otro pesado de 4.500 litros. El equipo llegó unos 10 minutos antes que los bomberos del Consorcio, los cuales asumieron el control de la situación.
José Luis trabaja como técnico del servicio de emergencias del 112 en la Comunidad de Madrid y además ejerce como voluntario de coordinador de la agrupación de Valmojado. Se trata de uno de los 16 agentes de Protección Civil del municipio sagreño, que cumple 25. En total, lleva 20 registrados como tal en la Junta. «Nos formamos en la escuela de Protección Civil de Castilla-La Mancha, la misma que forma a bomberos y a policías locales», detalla.

La mitad de los municipios cuenta con Protección Civil David Pérez
La mitad de los municipios cuenta con Protección Civil - Foto: David Pérez