Javier Fesser, gran ganador del Festival de Cine Social CLM

J. Monroy | TOLEDO
-
Javier Fesser, gran ganador del Festival de Cine Social CLM

El galardonado como Mejor Actor, Thimbo Shack, estuvo tres meses durmiendo en la calle cuando llegó a España. Ahora quiere ser la voz de los inmigrantes, «que tienen mucho que decir»

jmonroy@diariolatribuna.com

El actor Carlos Iglesias, galardonado por su Acción de Solidaridad Cinematográfica, bromeo casi al final de la gala de premios del Festival de Cine Social de Castilla-La Mancha (Feciso), con que el acto hubiera sido mucho más corto si Javier Fesser hubiera subido de una sola vez a recoger todos los premios que se llevó con su cortometraje Bienvenidos. Fue en un teatro de Rojas que con un ‘no hay billetes’ demostró la cada vez mayor importancia del Festival en la ciudad.
El trabajo de Fesser se enmarca en un proyecto de la Organización de Estados Iberoamericanos (EOI) que lleva luz a pequeños núcleos que carecían de ella. Cuenta la historia de la llegada de internet a la escuela rural de la localidad peruana de Bella Vista, situada a cuatro mil metros de altura. Fesser agradeció durante la recogida de premios (ganó el premio al Mejor Corto, el premio elegido por los Jóvenes, el galardón del Público y la Interpretación Infantil) que le dejaran contar esa historia, que refleja que con la llegada de internet no sólo se pone el mundo en la mano de pequeñas localidades como aquella, sino que también se enriquece el mundo con la magia de aquellas. En la cinta destacan Anny, y Gisela, las dos jóvenes protagonistas que se llevaron el premio a la Interpretación Infantil. No es que no tuvieran experiencia en el cine, es que nunca habían visto una película.
Mención especial para el joven actor Thimbo Shack, que hace diez años, al llegar a España desde Senegal, tuvo que dormir tres meses en la calle. Ayer recibía el galardón al primer actor por su papel en Barcelone ba Barsakh, un corto sobre la emigración. Shack es ambicioso y quiere seguir mejorando como actor para ser la voz de tantas personas, emigrantes, que tienen muchas cosas que decir, pero ninguna forma de hacerlo.
Por su parte, el premio femenino fue para Lía Chapman, que agradeció su ayuda a sus siete compañeras en pantalla en Ángeles Rotos. El premio a la Dirección Joven recayó en Gerrard Martín por 0,60 miligramos. Barcelone ba Barsakh también se llevó el galardón como segundo mejor corto.

Documentales. El festival también contó con una sección de cortometrajes, cuyo premio ha decidido Amnistía Internacional. Este ha sido para un film internacional titulado Una historia de Siria, y que muestra el horror por el que está atravesando el país.
El segundo premio en la categoría ha sido para Un día en el campo, de Carlos Caro. El documental cuenta el trabajo de niños ugandeses que trabajan a diario en una cantera. Con el dinero recaudado en premios y por internet, explicó Caro, va a volver al país africano y tratar de comprar un rebaño de cabras a la familia de los niños, para tratar de sacarlos de la cantera.
Además, este año, como novedad ha habido galardones para el Cine Deportivo y Solidario. El de mejor documental fue para Nacho Casado con El paseo de los Melancólicos. Y el mejor documental fue Pasos, de José Manuel Maestre e Isabelo Gómez, con la colaboración de la Asociación Española de Alpinistas con Cáncer. Además de contar una historia emocionante, ha logrado oxígeno para un hospital infantil en la montaña.
Hubo un Reconocimiento Solidario para Unicef. El galardón al Joven Solidario fue para la actriz María Castro; el Solidaridad, al Comité Paraolímpico Español; el de Difusión Cinematográfica, a Atresmedia; y el Reconocimiento a una Vida, para María Galiana. El embajador cubano recogió un premio a la Filmografía Nacional de su país.