Un CD Toledo sin euforia visita al Quintanar

R. J. F.
-
Un CD Toledo sin euforia visita al Quintanar - Foto: Los toledanos quieren prolongar esta alegría.

Los jugadores de Manu Calleja se enfrentan en plena racha imparable a un adversario que tiene encarrilada la permanencia

El CD Toledo visita este domingo (17,00 horas) el San Marcos donde le aguarda el Quintanar del Rey. La pretensión de los verdes es continuar instalados entre los cuatro primeros ya que son cuartos empatados a 49 puntos con el quinto, La Roda. Enfrente un cuadro conquense situado en una cómoda novena plaza, pero que ha encadenado dos derrotas.
El entrenador, Manu Calleja, reconoce que «es un partido en el que tenemos la necesidad de ganar atendiendo a la clasificación y ante un rival que, aunque viene de una derrota, se hace fuerte en casa».
Y sobre el terreno de juego, este Quintanar del Rey «intenta jugar fútbol combinado te mete tres por dentro,tiene velocidad por fuera y cuenta con un buen pivote defensivo que maneja bien los tiempos, sobre todo, en su campo».
Pero, además, los toledanos deberán estar muy atentos frente a un adversario «con virtudes a balón parado». Y admitió que «lo que más me preocupa es Caín, su banda derecha, las transiciones y que juegan bien a los espacios». En definitiva, «es un equipo que nos lo pondrá muy complicado y además la afición de Quintanar aprieta y anima».
Por descontado, el preparador no se fía de que el cuadro conquense prácticamente no se juegue nada en el presente Campeonato de Liga, dado que con 38 puntos tiene la permanencia encarrilada:«Yo en esas cosas tengo miedo porque al final  el que no parezca que te juegas nada te hace jugar sin presión, más liberado, mientras que nosotros sí llevamos esa necesidad entre comillas de sacar el resultado».
Un aspecto a tener muy en cuenta es el terreno de juego del San Marcos, como así lo puso de relieve Calleja:«El campo ha mejorado, pero ahí se divide mucho el balón, hay mucha disputa...; pues en todas esas cosas tenemos que estar bien».
Además de la preparación propia del encuentro, el cuerpo técnico ha tenido que trabajar esta semana en rebajar el posible exceso de euforia ante la racha imparable del equipo. Una alegría verbalizada por el presidente, Juan Juárez, quien el martes aseguró que «ya todos creemos que el ascenso a Segunda B es posible».
En otro orden de cosas, los verdes tienen las bajas de Germán por lesión y la duda de Manu Gavilán.