Un destello de Iván Limón acaba con el Villacañas

Área 11
-
Un destello de Iván Limón acaba con el Villacañas

El cuadro de Faustino Manzanero compitió bien en su visita al Calvo Sotelo Puertollano pero no pudo reaccionar a una buena jugada local (1-0)

Con el recuerdo de la igualada a un gol acaecida en la primera vuelta en Las Pirámides, Calvo Sotelo y CD Villacañas midieron sus fuerzas en un duelo otra vez muy igualado que se resolvió de forma ajustada con un solitario gol del local Iván Limón en una acción aislada tras el descanso.
Quizás extra motivados por la grandeza del escenario, los toledanos saltaron al césped del Ciudad de Puertollano mostrando muchas ganas y luciendo un fútbol vivo y muy vertical que los llevaría a generar inquietud en área rival casi en cuestión de segundos. No ocasiones verdaderamente claras pero sí acercamientos peligrosos que daban a pensar en algo más pero que sin embargo no irían a más porque el Calvo Sotelo no tardó en ajustar su esquema, especialmente en lo defensivo, y llegados al primer cuarto de hora ninguno de los dos conseguía marcar el ritmo de juego.
Una aburrida igualdad se mantuvo entonces durante una buena fase, sin llegadas a las porterías y con demasiado centrocampismo improductivo que a todas luces resultaba poco vistoso de ver para el espectador. Los de Puertollano jugaban incómodos, sin continuidad en la circulación de pelota ni presencia ofensiva, y poco a poco el Villacañas fue ganando mérito, a base de mantener la pelota en su poder por más tiempo. Pero los toledanos de Faustino Manzanero no tendrían mordiente arriba y hasta el descanso sólo se apuntaron un par de llegadas reseñables. A la media hora con una falta en la frontal botada por Rubén que exigió lo mejor a Kike Reguero y diez más tarde en un en un buen balón en largo de Luis Alberto que Kuko estrelló en el lateral de la red.
En el reinicio del juego y al menos durante los primeros minutos todo seguiría igual, sin dominador ni acercamientos claros de ninguno, pero todo cambiaría rápido, en el minuto ocho con la llegada del primer gol de la tarde. Un bonito tanto obra del local Iván Limón en posición escorada y con muy poco hueco.
El gol le vino bien al partido porque los jugadores de Faustino Manzanero, que en esa fase movería su banquillo hasta agotarlo, dieron una buena respuesta y casi de inmediato pasaron a tomar más riesgos. El empate se pudo ver pocos minutos después, rozando la hora de juego a la salida de un córner cuando tras un primer rechace Beamud la estrellaba en la madera de un afortunado Kike Reguero. Ahora los industriales sufrían más, pero por otro lado también tenían más espacios para las contras e Iván Limón o George pudieron sentenciar con un segundo gol en dos muy buenas.
El tramo final del encuentro fue alegre y emocionante, con los visitantes volcados y los locales agobiados sin renunciar al ataque, aunque lo cierto es que sin grandes ocasiones en las áreas. La mejor y única que se vio sería visitante a diez de la conclusión cuando Capelo cazó un pelota suelta en el área que bien pudo ser el empate pero se marchó alta para su desesperación.