Los 4.000 penitentes de la Semana Santa de Toledo

Á. de la Paz
-
Los 4.000 penitentes de la Semana Santa de Toledo - Foto: Víctor Ballesteros

La sala capitular del Ayuntamiento acoge la presentación del programa con las procesiones pascuales y las celebraciones religiosas de una festividad declarada de Interés Turístico Internacional

Autoridades políticas, eclesiásticas, civiles y militares participaron del acto en el que se hizo público el programa y la guía oficial de procesiones de la Semana Santa de Toledo. La festividad religiosa, que se desarrollará entre el Viernes de Dolores, 12 de abril este año, y el Domingo de Resurrección, 21 de abril, volverá a tener como escenario las principales calles del Casco histórico toledano. La alcaldesa estimó entre 3.500 y 4.000 el número de penitentes que formarán parte de los cortejos alrededor de las figuras de la virgen y Jesús y celebró la elevada concurrencia tanto en las parroquias como acompañando a los pasos.
 Milagros Tolón aludió a la «esencia» de la Semana Santa y recordó el vínculo de esta celebración con la historia de la ciudad. «Es costumbre, tradición y sentimiento religioso», enumeró la primera edil, quien ratificó el compromiso del Consistorio en favor de «una de sus referencias colectivas más importantes». La regidora alabó la «pervivencia de las tradiciones en el ámbito familiar» y apuntó al carácter añadido que posibilitan unas días propicios «para disfrutar de este rico patrimonio» material e inmaterial que se exhibe a través de conventos y tallas dentro del marco incomparable del Casco.
Entre las novedades del programa, Tolón señaló la renovación de hábitos de varias de las cofradías, la restauración del Cristo Resucitado, el nuevo manto pintado a mano de la Virgen de la Caridad y la salida a hombros de La Borriquita el Domingo de Ramos. Por su parte, el programa impreso de la Semana Santa de 2019 tiene un nuevo formato, más manejable y práctico, que apuesta por la integración con las redes sociales y la web. La publicidad se ha suprimido. La guía oficial de procesiones, editada a tamaño bolsillo, incluye varios mapas y horarios para facilitar la asistencia.
Ana Pérez, presidenta de la Junta de Cofradías y Hermandades, animó a los toledanos «a salir a la calle y disfrutar». Desde la institución religiosa se refirieron a las festividades pascuales como una «emotiva expresión de fe» que forma parte de la identidad toledana. Pérez aplaudió el interés que suscitan las procesiones en la ciudad, una secuencia de exhibiciones públicas religiosas que cada año “gana en solemnidad y participación”. Pérez incidió en que durante esos diez días de abril miles de cofrades volverán a tomar, otro año más, las calles de Toledo «en un ambiente de recogimiento, silencio y austeridad».
La confederación que preside López desde 2015 celebra su trigésimo aniversario este año. El origen de esta entidad surgió de la voluntad del arzobispo Marcelo González, quien encargó que se formara una Junta que reuniera a todas las cofradías que había entonces en la ciudad. Su fundación legal data de noviembre de 1989. La Junta de Cofradías distinguió como nazarenos de honor a Enrique González y Juan Pablo Enamorado. El primero, gallego de origen, reclamó su profundo sentimiento por la ciudad, mientras que el segundo citó al renovado «esplendor» de la Semana Santa de Toledo en las últimas décadas, «un resurgir» ayudado por nuevas ideas. El toledano Agustín Puig, cuya instantánea ilustra el cartel de la edición de 2019, recogió el premio de fotografía que la Junta de Hermandades concede.
El deán de la catedral, Juan Miguel Ferrer, pronunciará durante la tarde del 4 de abril el pregón de apertura de la Semana Santa en el Teatro de Rojas. Aunque no desveló el contenido de sus palabras, Ferrer recordó que esta lectura es «el anuncio gozoso de algo que sucede para el bien de todos».