Y van 14 millones de usuarios

esther martin / toledo
-
Casi 1,3 millones de viajeros han subido al AVE desde enero a octubre de este año. / - Foto: YOLANDA LANCHA

En estos diez años 14 millones de personas se han desplazado entre Madrid y Toledo en alta velocidad. El número ha crecido casi un 11% en el último año. Las frecuencias han crecido de 10 a 15 por trayecto

Diez años dan para mucho. Tanto como para que se hayan subido al AVE catorce millones de personas. Desde aquel 16  de noviembre, cuando se puso en marcha para el público en general después de haberse inaugurado oficialmente un día antes, el contador no ha dejado de sumar viajeros. Entre ellos, muchos toledanos que cada día optan por este medio de transporte para desplazarse a Madrid a sus centros de trabajo y de estudios. En 33 minutos, más o menos. En sentido contrario son los turistas quienes más eligen venir a la capital de Castilla-La Mancha en alta velocidad.
El ferrocarril convencional registraba una afluencia de 700.000 personas al año. Según los datos de Renfe, desde 2005 y hasta noviembre de este año, el servicio ha registrado 14  millones de viajeros. El número total de viajeros acumulado entre los meses de enero y octubre del presente ejercicio es de casi 1,3 millones de usuarios. A lo largo del último año, la cifra de pasajeros se ha incrementado en relación al mismo periodo del año pasado. La subida interanual ha rozado el 11 por ciento. En términos absolutos, por tanto, han sido 128.100 usuarios más que en 2014, cuando el servicio también fue utilizado por muchos visitantes que se acercaron a Toledo movidos por la celebración del IV centenario de la muerte del Greco.
Entre las tarifas más utilizadas por los ciudadanos que viajan en el AVE, el 43 por ciento adquiere billetes de ida y vuelta, un método más económico que el sencillo si ambos trayectos entre Madrid y Toledo se van a hacer en este medio de transporte. Por otra parte, el 34 por ciento de los clientes del AVE hacen uso de la Tarjeta Plus mientras que el doce por ciento restante de viajeros opta por la tarifa general, según fuentes de la compañía. Además, el 65 por ciento de la venta de títulos de transporte se hace a través de las taquillas mientras que el otro 35 por ciento de las compras de los billetes para viajar en AVE se registran  a través de la página web de Renfe.
El número de frecuencias de los trenes también ha variado al alza en esta década de funcionamiento del AVE en Toledo, la tercera línea de estas características que entraba en funcionamiento en el conjunto del país tras las que conectaban Madrid con Sevilla y Madrid con Lleida. En noviembre del ejercicio de 2005, los viajeros podían elegir  entre veinte trenes diarios, diez en cada uno de los dos sentidos. A día de hoy son treinta servicios, quince en cada una de las direcciones. De lunes a viernes, el primero de estos coches sale de Toledo a las 6,25 horas y el último lo hace a las 21,30 horas. Entre medias, se puede viajar a Madrid a las 6,50, 7,25, 7,55, 9,25, 10,25, 12,25, 13,25, 15,25, 16,18, 17,25, 18,25,19,20 y, por último, a las 20,25 horas. En cambio, el primer tren de la mañana parte de Madrid hacia la capital de Castilla-La Mancha a las 6,50 horas y el último que se puede coger en la estación de Atocha es a las 21,50 horas. El viajero también se puede desplazar a Toledo a las 7,50, 8,50, 9,20, 10,20, 11,20, 12,20, 13,50, 14,50, 15,50, 16,50, 17,50,18,50 y 19,50 horas. Los fines de semana, en cambio, las frecuencias se reducen a diez. En 2005, Renfe ofertaba hasta ocho. Durante el sábado y el domingo, el primer tren sale de Toledo a las 9,25 y el último a las 21,30.  En dirección contraria a las 8,50 y a las 21,50 horas.
El servicio Avant Madrid-Toledo es el segundo con más clientes después del que une la capital de España con Valladolid y el perfil del cliente es un viajero con edad comprendida entre los 25 y los 44 años. Viaja solo, principalmente lo usa por motivos laborales y realiza más de dos viajes por semana.
Como curiosidad, el viernes es el día de la semana en el que más gente sube al AVE para viajar entre Toledo y Madrid. Estos clientes, según Renfe, le dan al servicio una puntuación de notable y la puntualidad del servicio, que tendría que hacer el recorrido de 74,5 kilómetros en 33 minutos, está en el 98 por ciento.