scorecardresearch

Cierres y calles vacías en el entorno del Virgen de la Salud

Jaime Galán
-

La mudanza del Hospital deja una situación «dramática» para negocios que preven su cierre inmediato y para vecinos que temen la llegada de okupas al centro sanitario

Poca afluencia entre las inmediaciones del antiguo centro sanitario. - Foto: Yolanda Lancha

«KO total»; «la situación es desoladora»; «caótico»; «es una sensación rara». Estas son algunas de las frases con las que comerciantes y vecinos calificaban los primeros días  sin actividad en el Hospital Virgen de la Salud. Algunas de ellas, incluso, con lágrimas en los ojos. Y es que son varios los negocios del barrio que ven su cierre más cerca que nunca. De hecho, uno de los locales más representativos de la zona, la cafetería 'Triplex', anunció y confirmó a La Tribuna que cerrará sus puertas el próximo mes de enero. Lo han decidido porque la situación es «insostenible», según la gerente Celine de la Rosa. Ella explicó que en su local cuenta con 12 trabajadores, y alguno más que aún no lo habían recuperado del ERTE. 

Este como caso confirmado, pero no se puede ignorar los locales que ya echaron el cierre en los últimos meses o los que lo ven venir tras la marcha del centro sanitario al barrio del Polígono. En este último bando teme encontrarse José Manuel, gerente de 'La Celestina',  que con lágrimas en los ojos lamentó que tanto él como otros vecinos inviertieron en un negocio para toda la vida y estas decisiones «nos dejan sin nada». Además, en este local que también cuenta con licencia de Administración de Loterías y Apuestas del Estado, José Manuel manifestó que «nos obligan a bajar la persiana, porque por esta calle pasaban miles de personas diarias, y ahora lo harán cuarenta o cincuenta».

Situaciones que también viven en locales como 'La Rueda', donde reconocen que sabían que esto llegaría algún día, pero no justo después de la pandemia: «encadenamos el cierre por el virus con este varapalo para el barrio».

Poca afluencia entre las inmediaciones del antiguo centro sanitario. Poca afluencia entre las inmediaciones del antiguo centro sanitario. - Foto: Yolanda LanchaY es que da igual si ofreces comida o suerte, porque la pérdida de clientes afecta a todos. Otro de los afectados es Manuel Reyes, vendedor de la ONCE durante dos décadas en la zona. Él mismo reconoció que durante mucho tiempo «gozaba del kiosko mejor posicionado de la ciudad y ahora es el peor».

Sin embargo, no todos ven el vaso medio vacío. Entre tanto drama vecinal hay algunos negocios que se han cubierto las espaldas. Es el caso de 'Ortopedia Toledo', que abrió hace meses un local en el barrio de Santa María de Benquerencia para así «facilitar sus productos a los pacientes y también estar más cerca para que sus trabajadores realicen el servicio en el nuevo Hospital» explicó la gerente Sonia García. Otro ejemplo de este tipo es el que experimentan desde 'La Boutique del Pan', que reconocen el bajón de horas punta como las 7 y media de la mañana, cuando «se formaban colas entre los trabajadores que salían de noche y los que entraban por la mañana» pero que lo han repuesto por el auge de su venta online. Y es que desde la panadería explicaron que «esos profesionales que ahora se han desplazado al Polígono hacen su pedido diario de manera online y se lo llevamos hasta allí». 

Vecinos y comerciantes piden que se reactive la actividad en el edificio cuanto antes para evitar la posible llegada de okupas y el continuo goteo de cierres de negocios. Reprocharon a las instituciones que «no se puede dejar a un barrio a la deriva sin un plan B, cuando llevan planeando este traslado más de 20 años» comentaba una de las afectadas.

Más fotos:

Poca afluencia entre las inmediaciones del antiguo centro sanitario.
Poca afluencia entre las inmediaciones del antiguo centro sanitario. - Foto: Yolanda Lancha
Poca afluencia entre las inmediaciones del antiguo centro sanitario.
Poca afluencia entre las inmediaciones del antiguo centro sanitario. - Foto: Yolanda Lancha