IU-Podemos pide crear una comisión de control de contratos

M.G
-

La iniciativa conlleva la puesta en marcha de una mesa de trabajo con grupos, técnicos y agentes sindicales. También solicita una revisión del reglamento del Pleno para aumentar las intervenciones

IU-Podemos pide crear una comisión de control de contratos - Foto: Yolanda Redondo

IU-Podemos trabaja ya a pleno rendimiento en su sede municipal, en la Plaza del Salvador, y se estrena allí tras una dilatada mudanza con el anuncio de un par de mociones al Pleno del próximo jueves que pueden contribuir a mejorar el día a día en el Ayuntamiento.
El grupo propondrá la creación de una comisión permanente de fiscalización de contratos municipales para que haya «suficiente control» de las empresas concesionarias de distintos servicios públicos. El portavoz de IU-Podemos, Txema Fernández, asegura que llevan tiempo dando vueltas a esta iniciativa que ayudaría a garantizar el cumplimiento de las empresas, los derechos laborales de los trabajadores y la eficiencia de los servicios, ya que actualmente no existe ese control tan necesario en el Ayuntamiento.
En principio, esa comisión pondría en marcha una mesa de trabajo en la que estarían presentes los grupos municipales, los técnicos y los agentes sindicales de las empresas. Fernández considera que se trata de una iniciativa «imprescindible» en una legislatura en la que toca revisar bastantes contratos municipales. El grupo no esconde su inclinación hacia la gestión directa de los servicios siempre que sea posible, pero tiene claro también que esta fórmula ahorraría problemas, deficiencias en los servicios, conflictos en las plantillas de las empresas y otras dificultades que pueden afectar a las concesiones.
IU-Podemos confía en que su propuesta obtenga el respaldo del resto de grupos políticos, incluido el equipo de Gobierno (PSOE), porque se trata de una mejora en la gestión municipal que podría gestionar la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) gracias a la modificación de sus estatutos sin que se vulnere la Ley Montoro ni haya que justificar nuevas contrataciones.
Fernández aún no ha hablado este tema con los portavoces del resto de grupos municipales -aunque sabe que Ciudadanos presentó otra propuesta en la anterior legislatura, aunque «se quedaba corta»-, pero lo hará en estos días para intentar lograr su puesta en marcha lo antes posible.
Si bien, Fernández deja caer que el hecho de que se plantee una comisión de control de los contratos no choca con la filosofía de su grupo, que apuesta por la gestión directa de los servicios municipales, una fórmula que también «dice el Tribunal de Cuentas».
más diálogo. IU-Podemos también lleva una segunda moción para modificar el reglamento del Pleno con el objetivo de que haya más de un turno de palabra y que la última intervención no recaiga en el equipo de Gobierno como ocurre.  Fernández considera que ese artículo 40 del reglamento no permite a los grupos defenderse de críticas, ataques políticos ni establecer debates, con lo que considera más acertado que se garanticen dos intervenciones por grupo en cada tema, ya que así «la ciudadanía puede escuchar a los políticos».
En su opinión, el reglamento «no es democrático ni garantiza la transparencia» porque los grupos  únicamente tienen voz cuando presentan las mociones, pero carecen del turno de réplica. Fernández echa mano además del Reglamento Orgánico de Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales de 1986 para solicitar esta revisión, que espera que apoyen todos los grupos porque mejora el debate y la participación.
Por otra parte, Fernández aún no se pronuncia sobre el resto de mociones de los otros grupos municipales. Sabe que el PP propondrá exigir a Fomento que facilite información y ponga en marcha medidas para los accesos del hospital, pero quiere conocer a fondo la propuesta antes de opinar y no descarta apoyarla si se trata de una propuesta «consensuada con los actores sociales», siempre que no se utilice para el ataque político.