Maridaje artístico

Lola Morán Fdez.
-
Maridaje artístico

La Escuela de Arte de Talavera ha acogido una actividad que tenía como objeto potenciar la vajillería artística, de diseño y artesanal como soporte en la hostelería y restauración actual y de vanguardia

Gastronomía, cerámica y fotografía se han fusionado en una actividad celebrada en la Escuela de Arte de Talavera, que pretendía potenciar la vajillería artística, de diseño y artesanal como soporte en la hostelería y restauración actual y de vanguardia.
La actividad ‘Gastro-ceramic-photo’ ha reunido en las instalaciones de la escuela al chef talaverano Carlos Maldonado, al maestro repostero Rafael Sánchez y al alumno del primero curso del ciclo de Grado Medio de cocina del IES ‘San Isidro’ de Talavera, Jorge Hermoso, quienes han compartido con los asistentes parte de su arte en los fogones. En la escuela han terminado de elaborar algunos de sus platos más reconocidos para mostrar el proceso final al alumnado, profesorado y todos aquellos que quisieron sumarse a esta iniciativa.
El emplatado ha sido precisamente uno de los puntos fuertes de esta cita, ya que con ella se buscaba darle el protagonismo también a la vajillería artística elaborada en este caso por alumnos y antiguos alumnos del centro talaverano.
Antes de preparar sus platos, Maldonado, Sánchez y Hermoso han escogido los platos que, desde su punto de vista, mejor maridaban con sus creaciones culinarias. Con las vajillas ya seleccionadas, uno a uno han ido elaborando sus platos ante el público, desgranando parte del proceso e ingredientes precisos para cocinarlos.
Rafael Sánchez se ha decantado por un postre con el ‘Gin tonic’ como protagonista; y ha elaborado un milhojas con una crema de vainilla y un crujiente de chocolate con cacao y una salsa de menta.
Por su parte, Carlos Maldonado ha apostado por la cocina de la tierra con un puchero de carillas «de toda la vida» con una salsa hoisin y un aire de pimentón de La Vera, que, en su restaurante, se sirven en un botijo elaborado por ‘Alfarerarias’.
Jorge Hermoso se ha centrado en la elaboración de unas carrilleras lacadas con salsa de vainilla y puré de patata trufada. Para este alumno del IES ‘San Isidro’, la experiencia ha sido «muy emocionante», más aún teniendo en cuenta que Maldonado es su cocinero «favorito» y uno de los referentes que le ha impulsado a cursar este ciclo.
Terminados, se han ido emplatando con delicadeza. Como ha explicado Maldonado, la vajilla contribuye a la experiencia culinaria que se quiere transmitir, «y más estando en Talavera». «Hay que basarse también en la cerámica de Talavera, en nuestra tierra y en nuestros alfareros», ha dicho, para añadir que las nuevas generaciones «vienen pisando muy fuerte y hay que volver a poner la cerámica de Talavera de moda». Además, ha avanzado que en la reinauguración de su restaurante ‘Raíces’ el próximo marzo la cerámica será una de las grandes protagonistas. «La cerámica es una experiencia al igual que la comida», ha apostillado.
En esta misma línea, Rafael Sánchez ha explicado que, una vez elaborado el postre, se decide dónde irá emplatado y para ello se contacta con quienes elaboran los platos para perfilarlo. Así, ha destcado la importancia no solo de los ingredientes t lo que está en el plato, sino también el propio plato «porque es la visualización de lo que vamos a ver». «Todo está unido», ha recalcado, para añadir la conjunción de diferentes elementos, como también son la luz o el mantel, para transmitir la sensación deseada.
El último paso ha sido la captura de estos platos por las cámaras de los alumnos de fotografía, que han llevado a cabo un trabajo de ‘arte final’. Para ello, los alumnos han recurrido a herramientas avanzadas de fotografía con el fin de captar la imagen con los colores exactos de la realidad. Se trata, como ha explicado a este diario Javier Moreno, responsable del departamento de actividades extracurriculares de la Escuela de Arte, de la fotografía final que luego podría formar parte de un libro o de las propias cartas promocionales de sus cocinas.