Nicolás propone 'Toledo Secreto' como publicación institucional de la ciudad

ademingo@diariolatribuna.com
-
Nicolás propone 'Toledo Secreto' como publicación institucional de la ciudad - Foto: Víctor Ballesteros

El libro de Juan Luis Alonso y David Utrilla, publicado por CuartoCentenario, fue calurosamente recibido en el Museo de Santa Cruz

Toledo Secreto (Cuarto Centenario), el anunciado libro de fotografías sobre rincones especiales de la ciudad elaborado por Juan Luis Alonso y David Utrilla, recibió durante su presentación en el Museo de Santa Cruz no solamente la cálida acogida de centenares de personas -a la manera de lo que sucedió el viernes pasado con Toledo Olvidado (DB), la selección de fotografías antiguas de Eduardo Sánchez Butragueño también editada por micromecenazgo a través de la plataforma Verkami-, sino la promesa de apoyo por parte del concejal de Cultura, Jesús Nicolás, para convertir a la publicación en regalo institucional por parte del Ayuntamiento de Toledo. El edil respondió entusiasmado, al igual que el resto de asistentes a la presentación, ante las más de doscientas imágenes de la ciudad que recorren galerías, aljibes, espacios religiosos, infraestructuras antiguas, palacios bien y mal llamados palacios, esquinas, rincones y demás espacios (algunos de ellos, efectivamente secretos) que componen esa realidad amalgamada y milenaria denominada Toledo.

La publicación, más que digna en formato para tratarse de un libro financiado a través del sistema colectivo conocido como crowfunding o micromecenazgo, fue presentada también por el director general de Cultura de Castilla-La Mancha, Francisco Javier Morales Hervás, quien destacó asimismo el resultado de la iniciativa.

Toledo Secreto se divide en cinco apartados, más una breve bibliografía. ‘La línea del cielo’, con textos de Antonio Illán, es el primero de ellos. Le siguen ‘Luz en el submundo’ (Javier Mateo y Álvarez de Toledo) y ‘Las piedras de la vida’ (SantiagoSastre), para finalizar con ‘Guardianes de la memoria’ (José Luis Isabel Sánchez) y ‘Paseos por el Toledo secreto’ (Luis Rodríguez Bausá). El volumen, publicado en castellano e inglés, contiene asimismo testimonios de los miles de seguidores que a lo largo del último año han apoyado el proyecto en Internet. En palabras del educador y divulgador Luis Rodríguez Bausá, encargado de presentar el multitudinario acto, se trata de un libro que no solamente llama la atención en nuestros días, sino que también habría sido visto con buenos ojos por nuestros padres y abuelos.

Es este carácter personal, fruto del pausado y reflexivo quehacer del fotógrafo David Utrilla, el que convierte a Toledo Secreto en una experiencia totalmente distinta. En primer lugar, no se trata de un catálogo monumental ni de una guía de viajes, ni tampoco creemos que aspire a serlo. Ni sus autores han mostrado la identidad artística de Toledo como reflejó Renate Takkenberg-Krohn en su majestuoso Tesoros artísticos de Toledo  (Marcial Pons, 2010), ni han planteado un recorrido didáctico por la historia de la fotografía toledana como el de Sánchez Butragueño. Este libro permite reflexionar sobre el viejo debate antropológico acerca de si somos toledanos o bien toledanos ataviados como toledanos, o toledanos enfrentados al reflejo que los toledanos vemos de nosotros mismos. Y en esa realidad a medio camino entre la veracidad y la superstición, entre la realidad documentada y la leyenda, entre lo verdaderamente secreto y lo que no lo es, entre la monumentalidad palpable y subterráneos de discutible valor, en donde este libro tiene su asiento. La calidad de las fotografías es excepcional, terreno en el que la editorial Cuarto Centenario ha demostrado ya tener una cierta experiencia.
El concejal de Cultura, que ayer tanto lo recomendó, reconocía su intención de pedirlo en la carta de los Reyes Magos. Sin lugar a dudas, un libro notable. Una publicación recomendada para quienes siguen afanados en buscar su propio Toledo. Que haya suerte y que lo encuentren.