Un policía fuera de servicio encontró el coche del atropello

F. Rodríguez
-
Un policía fuera de servicio encontró el coche del atropello - Foto: Yolanda Redondo

Estaba estacionado en el polígono industrial y el agente, de la Policía Municipal de Madrid, observó que presentaba daños coincidentes y que su luna había sido cambiada recientemente, por lo que alertó a sus compañeros de Toledo

La Policía Local de Toledo procedió, a las 13:30 horas de ayer, a la detención del presunto autor del atropello del pasado viernes por la noche en la calle Guadarrama.
Se trata del propietario del vehículo que, tal y como adelantó La Tribuna el miércoles, estaba siendo analizado por la policía judicial. El coche en cuestión, un Seat Ibiza de color negro, fue encontrado en la zona del polígono industrial gracias a la colaboración ciudadana, concretamente a la labor desinteresada de un agente de la policía Municipal de Madrid que se enteró de la noticia por los medios de comunicación y que, casualmente y gracias a su experiencia policial, encontró daños coincidentes con ese vehículo cuando paseaba por la zona.
Posteriormente, tras analizar los desperfectos y considerar que la descripción del coche podría ser coincidente, puso en alerta a sus compañeros de Toledo, que desde la noche del viernes habían iniciado una investigación y un dispositivo que les ha llevado a preguntar de taller en taller y hasta inspeccionar vehículos con daños similares en otras localidades próximas a la capital.
Una vez se analizó el coche presuntamente implicado, los agentes de la Policía Local de Toledo lo incautaron y pidieron la colaboración de los peritos de la policía judicial científica, que corroboraron todas sus sospechas.
La luna del vehículo había sido cambiada recientemente, lo que coincidía con el hecho de que durante el atropello resultó fracturada. Además, los fragmentos de la carrocería que los agentes recogieron en la zona del suceso coincidan como piezas de puzzle en el Seat Ibiza del presunto autor.
El detenido, de unos treinta  años de edad y vecino del barrio del Polígono, pasó ayer  a disposición judicial y está en libertad con cargos a la espera de juicio. Está acusado de un delito de omisión del deber de socorro, otro de lesiones por imprudencia y otro contra la seguridad del tráfico.
El concejal de Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino, que fue el encargado ayer de dar a conocer la detención, ha destacado la labor de los agentes de la Policía Local, encargados de las investigaciones, y ha agradecido la colaboración ciudadana, indispensable en este caso para haber esclarecido el atropello, ya que sin el llamamiento público el agente que protagonizó el hallazgo del vehículo quizás no le había dado mayor importancia.
La mujer atropellada, de 52 años, evoluciona en el Hospital Virgen de la Salud de sus heridas.