El arte urbano conquista Talavera

Lola Morán Fdez.
-

Los artistas Chais Martín y Roberto Ramírez conforman el equipo de lettering e ilustración 'Colossus Studio', autor de una serie de murales que están llenando de colorido diferentes calles de la ciudad

El ARTE URBANO conquista Talavera - Foto: Manu_Reino

Las calles de Talavera se están llenando de color de la mano de los trabajos murales de ‘Colossus Studio’, equipo de lettering e ilustración conformado por Chais Martín y Roberto Ramírez. Este equipo artístico nació cuando al primero de ellos, del mundo del grafiti y del lettering, comenzaron a surgirle encargos que requerían también trabajos de ilustración, área a la que se dedica Ramírez. Los dos amigos se unieron para lo que en principio fueron trabajos puntuales que suponían «diversión y un dinero extra» y con el paso del tiempo se ha ido ampliando hasta llegar a un punto en el que ambos están planteándose «intentar darle una salida para vivir de ello».
Roberto Ramírez, que estudió ilustración en Madrid, se complementa con Chais Martín, autodidacta que viene del mundo del grafiti y quien ya antes de ‘Colossus Studio’ desarrolló otra serie de trabajos similares de la mano de una asociación de grafiteros de la que formaba parte. Entre éstos figuran un fondo marino que luce en una pared del pasadizo que une Sombrerería con la conocida como ‘Tropical’, así como unos cuatro trabajos más realizados en el Centro de la Mujer y la zona de piraguas. La asociación se disolvió, Martín siguió por su cuenta y cuando precisó de un ilustrador para realizar los encargos que recibía recurrió a su «colega» Ramírez.
Estos dos amigos talaveranos comenzaron con trabajos pequeños y fue la fachada del mítico local ‘Zapata’ el primer encargo de mayores dimensiones que recibieron. En él recrearon la figura de la mexicana Frida Kahlo, acompañada de flores en una colorida fachada, mientras que en el interior pintaron un lienzo de una Catrina.
Desde entonces han ido sumando obras a su trayectoria, en la que se incluyen murales como la flor que ilustra un tramo de la calle Sombrerería; la decoración del restaurante ‘CanBla’, de la sala ‘Stones’ y de ‘Mazinger’; un mural que se realizó durante el  I Maratón de Reanimación Cardiopulmonar (RCP) ‘Talavera no se para’ para conmemorar esta cita; el mural dedicado al oficio de bomberos situado en el Parque del Servicio de Extinción de Incendios de Talavera; el gran dragón chino que ilustra la fachada de un establecimiento de frutos secos y alimentación regentado por asiáticos en la esquina de calle Sombrerería con plaza de la Alameda; un gallo y otros animales de granja para la carnicería Isidoro Sánchez; y uno con animales exóticos en el establecimiento ‘Max Color’.
De un trabajo ha ido saliendo otro, y cada uno de ellos tiene identidad propia. Así, Ramírez explica que hay clientes que tienen una idea clara de lo que quieren, otros que plantean una propuesta general y otros tantos que dejan todo en sus manos. Ahí es donde entra su faceta como diseñadores, en la que se tiene en cuenta el lugar donde lucirá la ilustración y el uso del local en el que se colocará. Combinan muralismo, rotulación y grafitis con materiales como pintura en spray, con brocha, rodillo y pincel, estos últimos sobre todo para el acabado final. En todos los casos, el colorido es lo que más destaca, así como su peculiar estilo.
Los dos últimos murales que han realizado, el del dragón chino y el del Parque de Bomberos, han sido de grandes dimensiones, en torno a los 6 metros de ancho por otros 3 de alto aproximadamente. La precisión de los trazos y las dimensiones que tienen sus creaciones suponen «muchos días» de trabajo, teniendo en cuenta además que, si se trata de exteriores, el tiempo marca también el ritmo. De media, una ilustración de grandes dimensiones puede suponer unos 20 días con dedicación exclusiva.
cerámica y muralismo. Su arte está ganando terreno en las calles de la ciudad, donde convive con la cerámica. Es más, las letras de Talavera elaboradas por Cerámica Artística San Ginés que lucen en Ronda del Cañillo cerca de las murallas cuentan con la colaboración de Chais Martín, que ha diseñado las letras de ‘de la Reina’, dando a la pieza un toque fresco y moderno.
Para estos dos artistas, «lo ideal sería que convivieran la cerámica y el arte urbano» en Talavera y piden que, igual que se potencia la cerámica, se apoye a quienes se dedican a hacer murales y decoran los negocios a mano.
Aseguran que la aceptación de sus trabajos «es siempre muy buena», tanto por jóvenes como por mayores que valoran el arte y, mientras están pintando sus murales, son muchos los que se acercan a ellos para interesarse por su trabajo. Es también una manera de darse a conocer y captar la atención del público, algo que logran puesto que tienen un estilo propio que les define y que permite reconocer su trabajo con facilidad. «Creo que no hay nadie que lo haga como nosotros», dice Ramírez, explicando que el dueño de un local donde pintaron un mural en un taller mecánico de Los Yébenes les trasladó que, hasta dar con ellos, no encontraba a nadie que les hiciera este tipo de trabajo con ilustración. «Mucha gente ni sabe que se hace esto, entonces cuando estás haciéndolo, la gente pasa, te ve y te contacta o te pide el teléfono», explica.
Hasta la fecha, la mayoría de trabajos los han realizado en Talavera, aunque la intención es expandir su radio de actuación y no descartan desplazarse a cualquier sitio, ir «donde surja». Por el momento, ya tienen en su agenda varios proyectos nuevos en Talavera y están abiertos a nuevas solicitudes, para lo que se puede contactar con ellos a través de su instagram @colossus_studio.