Tengo síndrome de Down y no soy tan distinto a ti

C.M
-
Tengo síndrome de Down y no soy tan distinto a ti - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

Las chicas y los chicos de Down Toledo celebraron su día ocupando la bancada del Pleno del Ayuntamiento para recordar, con voz, música y baile, que tienen los mismos «derechos, cualidades y defectos que tú»

«Tengo síndrome de Down pero no estoy enfermo, sólo tengo un cromosoma de más». El Día Mundial del Síndrome Down se celebra desde el año 2011 y tiene como objetivos aumentar la conciencia pública; recordar la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con discapacidad intelectual; y resaltar la importancia de la autonomía de estas personas. Por todos estos motivos -y muchos más-, para la ocasión se ha apostado por una campaña, ‘La suerte de tenerte’, que pretende ser un homenaje a lo que aportan las personas con síndrome de Down.
Y puesto que reclaman lo que no debiera ser reclamado porque es consustancial al ser humano, las voces, sonrisas y exigencias del grupo congregado en el lugar se exhibieron con la cercanía de quienes  se saben adultos con derecho a equivocarse, con sueños y proyectos por realizar, con oportunidades para hacer las cosas por mí mismos. Todas estas reivindicaciones fueron escuchadas por las personas que, con un aforo abarrotado,  asentían con cada punto del manifiesto. Y de sus peticiones al discurso de la madre de Claudia, Trinidad Escobar, que relató la vida de una familia que «tiene la suerte de tener» a una hija o un hijo con síndrome de Down y que, el día de su nacimiento, «llora por desconocimiento y ahora lo hace de alegría». Quiso la presidenta de la entidad, con su experiencia, evidenciar que «con el amor que desprenden, cambian muchas cosas».
Por ello, y sabedora de que queda mucho por hacer en el ámbito de la inclusión real, solicitó a los responsables políticos presentes la colaboración en una lucha «por conseguir que las personas con discapacidad estén en todos los ámbitos» sociales, y no sólo en el educativo. Pero sobre todo, afirmó, «no sólo desde la palabra sino desde las acciones». De ahí que recordara -en este tiempo electoral- que la inclusión debe ser «plena y real».
No en vano, Escobar votó» por todos ellos, y todos ellos devolvieron la confianza bailando y cantando. Pocas veces el Pleno municipal se contempla tan atractivo, auténtico y reivindicativo.
Recogió el guante, como era de esperar, Milagros Tolón aseverando que «hay que trabajar todo el año» y demostrar el compromiso con la inclusión «día a día». La alcaldesa agradeció el trabajo diario «que realiza los 365 días del año  Down Toledo y las familias de los chicos y chicas» y aseguró que «siempre» contarán con su apoyo. De hecho, apreció que «me tendréis siempre, no sólo desde el Ayuntamiento, estaré con vosotros en todos los actos que hagáis» porque, admitió, «soy una incondicional vuestra, me dais mucha fuerza y ganas de vivir cada vez que voy a veros».

Tengo síndrome de Down y no soy tan distinto a ti VÁ­ctor Ballesteros
Tengo síndrome de Down y no soy tan distinto a ti - Foto: VÁ­ctor Ballesteros
Tengo síndrome de Down y no soy tan distinto a ti VÁ­ctor Ballesteros
Tengo síndrome de Down y no soy tan distinto a ti - Foto: VÁ­ctor Ballesteros