Illescas, pendiente de las medidas de Airbus

LT
-

El centro illescano, localidad en la que por cierto la compañía está levantando un centro logístico de 31.280 metros cuadrados, es el responsable, entre otras cuestiones, de la construcción del fuselaje de popa de todas las versiones de los Airbus

Planta de Airbus en Illescas. - Foto: Víctor Ballesteros

Los sindicatos de Airbus en España han pedido a la compañía que garantice la estabilidad y el mantenimiento de los puestos de trabajo tras anunciar que dejará de fabricar su modelo A380 en 2021 por falta de encargos lo que puede suponer el despido de entre 3.000 y 3.500 trabajadores, y han exigido una reunión urgente hoy con la dirección del fabricante en nuestro país.
En este sentido, han explicado que unos 200 trabajadores están desarrollando su labor en el programa en España, del que se fabrican distintas partes en Illescas (Toledo), Getafe (Madrid), Puerto Real (Cádiz) y en la planta sevillana de Tablada.
Concretamente el centro de Illescas es responsable de la fabricación de los componentes del fuselaje de popa para todas las versiones de los aviones Airbus y para los de combate Eurofighter. La cubierta inferior del ala A350, el componente más grande de fibra de carbono de este avión, también se produce en este sitio.
Además, también en Illescas, Airbus está construyendo, de la mano de P3 Logistic, una nave de más de 30.000 metros cuadrados dedicados a la logística de la compañía.
Los sindicatos, aunque esperan que el cese de la fabricación del A380 no afecte a los planes de empleo que Airbus tiene comprometidos con la parte social, han advertido de que «si la dirección estuviera pensando algo de cara a 2021», emprenderían movilizaciones.
La parte sindical ha señalado que esta medida se «veía venir» dada la falta de ventas que experimenta este modelo desde 2017, que ha pasado de una producción que llegó a alcanzar incluso las 18 unidades a los 6 actuales.
De hecho, han indicado que esta reducción en la carga de trabajo se ha hecho de una forma progresiva a fin de alargarla en el tiempo ya que, de haberse mantenido la actividad a ese ritmo, el fin de la producción del modelo A380 hubiera llegado antes de 2021.
En este sentido, entienden que el grupo dejó la producción del A380 al «ralentí» en los últimos dos años, aunque esta reducción no implicó despidos pero sí una reestructuración que se sustentó, fundamentalmente, en recolocaciones dentro de la compañía.
Los sindicatos han confiado en que ocurra lo mismo en esta ocasión y que el fabricante apueste por aprovechar la nueva carga de trabajo, especialmente gracias al A320, y por recolocar al personal en España en otras divisiones, como por ejemplo la militar o los helicópteros dado que todos los trabajadores en nuestro país tienen las mismas condiciones laborales.
Por ello, aunque han reconocido que la situación del programa del A380 era «delicada», no lo es la situación del negocio de Airbus, pues el mercado está creciendo, tanto en volumen de pedidos como en cartera de negocio o ventas, y hoy se entregan más de 700 aviones frente a los 500 que se entregaban en 2015.
A pesar de este anuncio, han destacado que el A380, que se configuró en 1999 basándose en las previsiones que se manejaban de la industria en aquellos años, ha supuesto un éxito a nivel de empleo, tecnología e innovación.
En este contexto, abogan porque el producto «estrella» de la compañía, el A-320, sea capaz de dar respuesta a esta situación, cuya producción se espera que alcance las 80 unidades al mes, desde las 61 actuales, aunque reconocen que este avión requiere menos empleo que el A380.
El centro de Illescas ya protagonizó a finales del año pasado un conflicto laboral por el intento de despido de 17 trabajadores de la plantilla de ISS Facility, empresa subcontratada por Airbus en Illescas tras haber resuelto un contrato con ID Logistic, de modo que ISS Facility no subrogaba a toda la plantilla.