CCOOse opone al ERE en los talleres del AVE de Villaseca

La tribuna
-

La empresa Nertus ha propuesto un ERE para despedir a 26 de los 120 trabajadores con los que cuenta en sus talleres de mantenimiento del AVE en Villaseca de la Sagra


CCOO-Industria ha mostrado su rechazo al Expediente de Regulación de Empleo con el que la empresa Nertus pretende despedir a 26 de los 120 trabajadores con los que cuenta en sus talleres de mantenimiento del AVE de Villaseca de la Sagra.
La empresa, informan desde el sindicato, coparticipada por Siemens (51%) y Renfe (49%) y con unos beneficios de siete millones de euros en el último año, ha justificado el ERE por «causas organizativas y de producción», alegando la finalización del contrato que tenía con Renfe para el mantenimiento ‘R3’ de los trenes AVE de la línea Madrid-Barcelona.
Según Nertus, la conclusión de las tareas de mantenimiento R3 -la revisión a fondo de los trenes- conlleva una disminución de la carga de trabajo que solo puede afrontar despidiendo a más del 20% de su plantilla, en la que ya hay un porcentaje similar a ese 20% de trabajadores temporales.
«No creemos que las causas alegadas por Nertus justifiquen ni de lejos 26 despidos, y más aún sin ni siquiera considerar otras opciones, desde una regulación temporal a bajas incentivadas, prejubilaciones o jubilaciones parciales entre los más mayores de la plantilla; ni tampoco posibles recolocaciones, bien en otras plantas de Nertus en Madrid o Barcelona o bien en las otras empresas de mantenimiento de trenes de Villaseca», señala Jesús Roldán, de CCOO-Industria en Toledo.
En los talleres de mantenimiento de los trenes de Renfe ubicados en Villaseca de la Sagra conviven tres empresas, Alstom, ACTren y Nertus, todas ellas participadas por la empresa principal, que es Renfe. 
«La distribución por parte de Renfe de los contratos de mantenimiento de sus trenes no puede convertirse en una herramienta estratégica de Renfe y de sus contratas para destruir empleo; y tampoco para degradarlo prescindiendo de trabajadores estables y metiendo temporales», añade el representante sindical.
«Esto no solo deteriora las condiciones laborales, sino la propia calidad del trabajo. Y hay que recalcar que el mantenimiento de los trenes es básico para que Renfe pueda ofrecer un servicio seguro y de calidad», sentencia Jesús Roldán.