El sueño de Pulido

J. Mario Loeches
-
El sueño de Pulido

El triatleta toledano compite mañana en el Campeonato del Mundo Xterra en Maui (Hawái) con el objetivo de bajar de tres horas • Era una oportunidad única y consiguió el dinero necesario con una campaña de 'crowfinding'

Mañana, el triatleta toledano Miguel Ángel Pulido va a cumplir su sueño. Estará en la línea de salida del Campeonato del Mundo Xterra que se disputa en Maui, en Hawái, una prueba a la que sólo tienen acceso unos pocos y que el integrante del Bicicletas Pina Soliss Tritoledo se ha ganado a base de buenos resultados, pues como él mismo asegura, «no va cualquiera, sólo tienen acceso los mejores del mundo de cada categoría».
Llegar a la cuna del triatlón no ha sido tarea fácil. La invitación no era suficiente. Pulido pidió ayuda a empresas, amigos y familiares a través de una campaña de ‘crowfinding’ que le ha permitido costearse el viaje al archipiélago estadounidense. «No podía desaprovechar la oportunidad porque esto probablemente sólo pasa una vez en la vida», asegura el toledano, que necesitaba en torno a 3.500 euros. Sólo 500 iban destinados a la inscripción, el resto al vuelo, a la estancia en el hotel y a otros gastos como seguros, desplazamientos y alimentación.
Llevará en la equipación el logo de las empresas que le patrocinarán en este Campeonato del Mundo Xterra. Son AFJ Grupo (Azulejos Javier Fernández), Montakit, Ayuntamiento de Calzada de Oropesa, Aqualia, Pina Soliss Tritoledo, Saneamientos Francisco Porras y Aframa. A todas estas firmas hay que añadir las cantidades que han aportado personas a título individual. «Hay gente que no era capaz de hacerlo por internet y me lo ha dado en mano», revela el triatleta, para quien todo esto supone «una ayuda psicológica importante», pues «nadie me pide resultados».
A la vez, representa una presión añadida a la hora de competir, porque como asume, «después de enredar a tanta gente tengo que salir a por todas». Miguel Ángel Pulido no tiene un objetivo definido al acudir sin referencias en esta prueba y sin conocer a los participantes, de 40 a 44 años. «Lo que quiero es bajar de tres horas y para ello tengo que exprimirme al máximo», indica. Al tratarse de la modalidad de triatlón cross, se trata de una prueba muy técnica por senderos de la zona. Cuenta con un desnivel acumulado de 800 metros en los 1.500 metros de natación, 30 kilómetros de bicicleta de montaña y los 10 kilómetros de campo a través.
El capitalino llegó a Hawái el pasado jueves con los mínimos días para conseguir una adecuada adaptación al cambio de horario y al clima. Con los entrenamientos ya hechos, ha estado reconociendo el circuito, especialmente el de bicicleta, su talón de Aquiles. Y es que, se trata de un recorrido para expertos y con un terreno al que no está muy acostumbrado. «Soy más de rodar por carretera y en grupo, así que me va a costar más porque ahí te vas a ver solo y con muchos obstáculos; de todos modos he avanzado bastante», argumenta.

Triatleta desde 2009. Lo curioso de la historia de Miguel Ángel Pulido es que practica el deporte de los tres deportes desde el año 2009. Antes sí que practicaba ‘running’ y se movía en bicicleta, así que decidió dar el salto al triatlón y al duatlón. «Sólo tuve que mejorar nadando», agrega. Tiene 42 años y piensa seguir cosechando éxitos, como el tercer puesto en el Campeonato de Europa y el segundo del Campeonato de España conseguidos hace pocas semanas en Castro Urdiales (Cantabria). Desde su punto de vista, ha tenido la suerte de crecer en este apartado en las filas del Bicicletas Pina Soliss Tritoledo, un club «que me ha tratado genial» y en el que piensa continuar. Mientras tanto, a muchos kilómetros de Toledo, Miguel Ángel Pulido va a poder cumplir su sueño.