Los cambios en seis líneas del bus urbano arrancan el sábado

I.G.Villota
-

El bus turístico y el trenecito se trasladan de la cuesta de Carlos V a la calle Capuchinos. Crecen los usuarios del transporte público un 3,7% y Toledo recibe casi medio millón de ayuda del Ministerio

Los cambios en seis líneas del bus urbano arrancan el sábado - Foto: Yolanda Lancha

Los cambios en seis líneas del transporte urbano, anunciadas el pasado noviembre, se empezarán a aplicar desde este sábado 1 de febrero. El concejal de Movilidad, Juan José Pérez del Pino, explicó que la línea 3, que une Zocodover con las urbanizaciones de Valparaíso y La Legua, dejará de pasar por la Reconquista para hacerlo por Duque de Lerma. Además, los días laborables modifica parte de su recorrido para comunicar también La Legua y Valparaíso. Así, un bus hará el recorrido Zocodover-Valparaíso-La Legua y el siguiente Zocodover-La Legua-Valparaíso.
Se crea la línea 511 (Zocodover-Hospital Provincial-Santa Bárbara), una fusión  de las anteriores líneas 5D y 11. Irá al Provincial, la Academia de Infantería y Santa Bárbara. Pasará a funcionar cada 40 minutos y ofrecerá servicio de tarde.
La línea 14 sale de Gerardo Lobo desde el 7 de  noviembre y ahora varía su recorrido. Empezará a pasar por la Reconquista, General Villalba y el paseo de San Eugenio para llegar hasta la Abadía.  Deja de pasar por la avenida de Francia.
La línea 72 también parte desde el 7 de noviembre de Gerardo Lobo y no de Zocodover y ahora modifica su horario saliendo cinco minutos más tarde y las líneas 81 (Estación de autobuses-Tres Culturas) y 82 (Estación de autobuses-Parapléjicos) circularán en sentido estación de autobuses por la avenida de Barber. Se habilitarán tres paradas en esta zona.
El concejal explicó que el objetivo es «extender la red» de transporte urbano y «descongestionar» zonas con alto volumen de tráfico, como la Reconquista, trasladándolo a otras como Duque de Lerma, para «dar mayor fluidez».
El mismo 1 de febrero el bus turístico y el trenecito se trasladarán de la cuesta de Carlos V a la calle Capuchinos, tal y como se había anunciado hace unos meses.
Suben los usuarios. Pérez del Pino destacó que los usuarios del transporte urbano han aumentado un 3,7 por ciento entre 2017 y 2018, al pasar de 5,8 a 6 millones indicando que el Ayuntamiento de Toledo ha recibido una subvención del Ministerio de Hacienda para el transporte colectivo de viajeros de casi medio millón, en concreto 476.000 euros, siendo la ciudad de Castilla-La Mancha que más cantidad recibe.
El edil atribuye este incremento a la mejora del servicio gracias a la renovación de la flota de autobuses urbanos, toda vez que el 90 por ciento utilizan gas natural no contaminante, y la congelación de los precios. Explicó que las líneas del Polígono son las que cuentan con más usuarios, entre un 25 y un 30 por ciento.
Marquesina en Gerardo Lobo. El concejal explicó que en Gerardo Lobo se instaló una marquesina, para dar servicio a los usuarios de las líneas con cabecera en esta calle, que fue destrozada la misma noche de la instalación, por lo que hubo que colocar otra, motivo por el que hizo una llamada al civismo.

Nuevo hospital. El futuro del transporte público de la ciudad está ligado a la apertura del nuevo hospital del Polígono, que variará sustancialmente la movilidad. En este sentido, Pérez del Pino indicó que el Ayuntamiento quiere tener listo antes del verano el plan de transporte para el nuevo hospital, teniendo en cuenta que las previsiones del Gobierno regional pasan por abrirlo en esas fechas. La empresa ya ha entregado su propuesta que pasa por cambios de «horarios, líneas, sentidos y creación de líneas», explicó el edil.