Defensa inicia la venta del terreno que iba a acoger El Corte Inglés

F. J. Rodríguez | TOLEDO
-
Defensa inicia la venta del terreno que iba a acoger El Corte Inglés - Foto: victor ballesteros

Plan Especial de Reforma Interior y Mejora (PERIM). Se trata de 120.095 m2 repartidos en cinco parcelas que forman parte de un convenio con Junta y Ayuntamiento por el cuál éste último corre a cargo de los gastos de urbanización.

‘Resto de terrenos de la antigua Fábrica de Armas de Toledo’. Bajo este nombre ha iniciado el Ministerio de Defensa, a través del Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa (Invied), la venta de los terrenos en los que estaba previsto que se construyera una gran superficie comercial en Santa Teresa. Un edificio que, como siempre se ha indicado desde el Ayuntamiento, no tenía otro futuro propietario más que El Corte Inglés.
A tenor de lo que indica el propio Invied en su página web, Defensa está preparándose para sacar a la venta unos terrenos con los que firmó un convenio el 15 de marzo de 2011 en el que acordaba con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento de Toledo la urbanización de la zona -por parte de éste último- a cambio de repartirse el resto del suelo.
Más de dos años después de la firma de ese convenio, y toda vez que las obras de urbanización no han comenzado, ni tienen visos de iniciarse, Defensa se prepara para vender los terrenos conveniados como parte de una de las medidas incluidas en el informe de la reforma de las administraciones públicas recientemente presentado por el Gobierno de Mariano Rajoy, cuyos detalles se recogen en un informe de la Comisión de Coordinación Financiera de Actuaciones Inmobiliarias y Patrimoniales.
El objetivo de este plan es lograr un rendimiento económico de los inmuebles ociosos para lograr que el patrimonio público se encuentre «en estado de pleno uso» y, en segundo lugar, se pretende reducir gastos e incrementar los ingresos.
De esta forma, el Invied se ha puesto manos a la obra y anuncia ya como ‘venta prevista’ la de cinco manzanas incluídas en el Plan de Ordenación Municipal (POM) de la ciudad, concretamente en los terrenos de la antigua Fábrica de Armas situados en la Vega Baja, indicando la calificación del suelo (urbano), su tipología (solar) y el número total de metros cuadrados (120.095 m2), cifra ésta última que debe matizarse.
Y es que, como el propio Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa indica, los terrenos están «incluidos en Convenio suscrito con el Ayuntamiento de Toledo y la Junta de Castilla-La Mancha». Convenio que sigue en vigor y que marca muy claramente el reparto del suelo.
Así, lo que Defensa estaría haciendo al vender esos 120.095 m2 es vender su parte del ‘pastel’, que tal y como aparece en el texto rubricado en su día por la ministra de Defensa, Carme Chacón, el presidente de la Junta, José María Barreda, el consejero de Vivienda, Julián Sánchez Pingarrón, y el alcalde de la ciudad, Emiliano García-Page, se limita a 36.795 metros cuadrados de uso terciario. Libres eso sí de gastos de urbanización.
Ésa es la parte que le corresponde al Ministerio de Defensa por aportar cinco de las siete parcelas que se incluyen en el convenio, y el motivo por el que se ahorra poner los 5 millones de euros que el Ayuntamiento de Toledo calculó en su día, según manifestó el concejal de Urbanismo, Javier Nicolás, que iba a costar urbanizar la zona.

El perim. El mismo concejal de Urbanismo también ha explicado en varias ocasiones los pormenores del Plan Especial de Reforma Interior y Mejora (PERIM) de Santa Teresa (Unidad de Actuación 07+UA 37), cuyas parcelas tienen dos usos fundamentales: terciario y dotacional, además de zonas verdes (17.504 m2, según el convenio) con las que se dotará al barrio de un mayor espacio de recreo y esparcimiento.
La única modificación que ha sufrido el proyecto en todos estos años ha sido la supresión de ciertos viales -como uno que atravesaba por el centro de la parcela UA-7 -, que se contemplaban como necesarios si se hubiera llevado a cabo el proyecto de viviendas de Vega Baja.
Lo que sí se ha producido es un aumento de superficie debido a que se incrementan los sistemas generales, dándole más anchura a los viales. La altura a la que se podrá llegar en el suelo terciario será de cinco plantas más ático.
Las zonas de terciario están ubicadas fundamentalmente en la UA-7, que es la parcela ubicada junto al colegio ‘Fábrica de Armas’ y que incluye el aparcamiento disuasorio en el que siempre se ha previsto que vaya El Corte Inglés. También habrá una zona de uso terciario situada en la parcela donde se encuentra la iglesia de San Ildefonso y dos terrenos de uso dotacional de gran superficie en lo que ahora es el aparcamiento disuasorio del barrio de Santa Teresa, limitado con el instituto de la avenida Carlos III.