600 fotos de un Toledo en obras y con obreros

I.G.Villota
-
600 fotos de un Toledo en obras y con obreros - Foto: David Pérez

El Archivo Municipal incorpora una muestra virtual con imágenes de los 50 y los 60 con obras públicas destacadas como la de Zocodover. «Es una ciudad poco vista, herida, en construcción», dice el archivero

Hay miles de ‘Toledos’. Podemos ver la ciudad desde diferentes prismas, pero lo cierto es que no estamos acostumbrados a ver las obras públicas de la ciudad, como la introducción del servicio de abastecimiento de agua en el Casco histórico, por ejemplo, el alcantarillado o la renovación del alumbrado público. Lo más común es ver fotos del Toledo monumental y de sus paisajes. En esta ocasión, encontramos 600 instantáneas de un Toledo en obras, en construcción, y con los obreros que trabajaban en ellas y los vecinos, que pasaban por allí, como protagonistas.
El Archivo Municipal  incorpora desde ayer una muestra virtual con fotografías de finales de los 50 y los 60 con obras públicas destacadas de la ciudad, como la de la plaza de Zocodover de 1961, o el entorno del Alcázar. Se trata de instantáneas propiedad del constructor toledano Mariano Martínez Herranz, fallecido en los años 90, cedidas por sus hijos, de manera altruista, para engrandecer el patrimonio cultural de la ciudad.
El hijo mayor del empresario, Mariano Martínez, firmó ayer con la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, el convenio de cesión del material en la Sala Capitular del Ayuntamiento, acompañados por el archivero municipal, Mariano García Ruipérez, quien destacó el valor de la colección al mostrar «una ciudad de Toledo habitualmente poco vista, herida, en construcción» tras los años de Guerra Civil.
Tolón destacó que en esos años y con esas obras «se fue preparando el Toledo que hoy tenemos». Lo hizo antes de agradecer la generosidad de la familia al ceder esta colección de manera gratuita. «Tenéis una actitud ejemplar después de ver otras actuaciones que ha habido en esta ciudad», comentó la alcaldesa, en referencia al pleito sobre la colección Luis Alba, que costó una cantidad millonaria a las arcas municipales.
Por su parte, el hijo de Mariano Martínez Herranz hizo una semblanza de su padre, que fue concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Toledo, entre otros cargos como el de presidente de los empresarios de la construcción y que llegó a recibir en el año 1962 el distintivo como empresario modelo a nivel nacional. «Tenía una sensibilidad especial con sus trabajadores, de hecho firmó con ellos un convenio colectivo que luego sirvió de ejemplo para el resto de la provincia y de la región», explicó su hijo.
Recordó que el constructor se encargó de numerosas obras importantes en la ciudad destacando una fundamental para el desarrollo económico de Toledo: la construcción de la primera y la segunda fase del Polígono industrial. «Compitió con Dragados y con Entrecanales, con las grandes, y se quedó con ella por 28 millones de pesetas», comentó.
Fue de casualidad, hace unos meses, cuando los hijos del constructor descubrieron en el despacho de su padre estas 600 fotografías que decidieron ceder al Ayuntamiento para que todos podamos comprobar cómo se construyó Toledo en los años 60 y quién puso sus manos para construirla.

600 fotos de un Toledo en obras y con obreros
600 fotos de un Toledo en obras y con obreros
600 fotos de un Toledo en obras y con obreros
600 fotos de un Toledo en obras y con obreros
600 fotos de un Toledo en obras y con obreros
600 fotos de un Toledo en obras y con obreros