La Junta lanza dos nuevos paquetes de ayudas para el empleo

C.S.Rubio
-

Uno de ellos es para fomentar el empleo joven y, el otro, los contratos indefinidos. Están dentro del plan de medidas anti-Covid de la Junta y parten de un presupuesto de 11 millones. La subvención media oscila entre los 2.500 y 6.000 euros

La Junta lanza dos nuevos paquetes de ayudas para el empleo - Foto: Yolanda Lancha

c.s.rubio / toledo
El Consejo de Gobierno ha dado luz verde a dos nuevos paquetes de ayudas para fomentar el empleo joven y la contratación indefinida, dentro del plan de medidas anti-Covid de la comunidad. En total, se pondrán a disposición de las empresas 11 millones, a través de subvenciones que rondarán entre los 2.500 y los 6.000 euros.
Como explica la consejera de Economía, Patricia Franco, el primero de estos decretos, denominado ‘Contrato Joven’, cuenta con un presupuesto de 8 millones y está destinado a la mejora de la cualificación y el fomento de la inserción de este colectivo, con una especial incidencia en sus miembros más vulnerables: mujeres víctimas de violencia de género, personas con discapacidad y personas en situación de exclusión social.
La primera línea de este ‘Contrato Joven’ se centra en ayudas para la formalización de contratos de formación y aprendizaje, que alternarán cualificación profesional y experiencia laboral remunerada, con una duración mínima de un año y con una ayuda de 5.140 euros por contratación.
Una segunda línea de ayudas estará dirigida a apoyar las contrataciones en prácticas de jóvenes con titulación universitaria o FP de Grado Medio y Superior. Los contratos también deberán ser a tiempo completo durante un año y contarán con una ayuda de 5.140 euros.
También se ha diseñado una tercera línea, enfocada a impulsar el relevo generacional, con contratos con una duración mínima de seis meses.
En el caso de que cualquiera de los contratos anteriores se transforme en indefinido, la empresa recibirá una ayuda extra de 5.300 euros.
Este paquete de ayudas tiene carácter retroactivo, beneficiando a los contratos firmados entre el 1 de octubre de 2019 y hasta el 30 de septiembre de este año.
En cuanto al decreto para favorecer la contratación indefinida, la Junta ha diseñado tres líneas de actuación. La primera de ellas está dirigida a parados de larga duración, mayores de 45 años y, como novedad, «para aquellas personas que hayan perdido o pierdan su trabajo a causa del Covid», según apunta Franco. El incentivo en estas contrataciones va desde los 5.140 hasta los 6.000 euros.
La segunda de las líneas está destinada a apoyar la conversión de contratos temporales en indefinidos, siempre que estos procesos conlleven contratos a jornada completa y la transformación no derive de una Inspección de Trabajo. Esta línea contempla ayudas de entre 4.000 y 5.300 euros.
La tercera línea busca impulsar la conversión de contratos indefinidos a tiempo parcial en indefinidos a jornada completa. El incremento de la jornada debe ser de al menos un 25 por ciento, y la ayuda en este caso es de 2.500 euros.
El plazo de solicitudes se abrirá el día siguiente a su publicación en el DOCM y hasta el 30 de noviembre.
En todos los casos, las ayudas se incrementarán en el caso de que los beneficiarios sean mujeres víctimas de violencia de género, personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento, personas en riesgo de exclusión social, trabajadores en procesos de inserción de empresas de inserción o la primera contratación indefinida por parte de un autónomo. A lo que habría que sumar un plus del 20 por ciento para los contratos firmados en zonas ITI o prioritarias.
Cabe apuntar que son ya once los decretos vinculados a apoyar la recuperación económica de Castilla-La Mancha puestos en marcha tras la firma del ya citado plan de medidas anti-Covid, firmado el pasado 4 mayo por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, con la patronal regional (Cecam) y lo sindicatos CCOO y UGT. «Y nuestra labor como Gobierno sigue encaminada a paliar al máximo posible el impacto de la crisis sanitaria sobre la economía de Castilla-La Mancha, poniendo a disposición del tejido empresarial las herramientas necesarias para dar un empujón en la recuperación», concluye Franco.