scorecardresearch

De jugar en los platós a sufrir en 'Feria'

-

La joven actriz Carla Campra da un giro en su carrera con la intensa interpretación de Sofía en la nueva serie de Netflix, una producción que se estrena hoy en la plataforma 'online'

La catalana en una de las secuencias de esta producción de ciencia ficción. - Foto: SOPHIE KOEHLER

Jugando entre cámaras y platós, así ha transcurrido gran parte de la infancia de la actriz Carla Campra, quien a sus 22 años ya cuenta con más de una veintena de proyectos en cine y televisión. Una prometedora trayectoria en la que Feria: la luz más oscura, su nuevo proyecto en Netflix, ha supuesto «un antes y un después» para su carrera.

Así lo cuenta unos días antes del estreno hoy de la serie, en la que la joven interpreta a Sofía, una de las dos adolescentes protagonistas que de la noche a la mañana ven su vida del revés y se dan cuenta de que sus padres no son quienes creían.

«Empecé tan pequeña que yo iba a los rodajes a jugar, siendo una niña», cuenta Carla Campra (Barcelona, 1999), que comenzó en moda y publicidad, pero a los ocho años ya estaba interpretando su primer papel, un pequeño rol en la película Atlas de geografía humana de Azucena Rodríguez, adaptación de la novela de Almudena Grandes.

Tras esto llegaron otros papeles en series como Cazadores de hombres (Antena 3), Yo soy Bea (Telecinco) o 90-60-90 diario secreto de una adolescente (Antena 3).

En 2010 participó en proyectos como la película para televisión La Mari 2, la serie No soy como tú (Antena 3), Águila roja (TVE) o la segunda parte de la TV Movie La Duquesa interpretando a Eugenia Martínez de Irujo. También protagonizó en el cine la película El Sueño de Iván, junto con Óscar Casas.

Con su mayoría de edad llegaron proyectos como la película de terror Verónica de Paco Plaza y la serie La otra mirada (RTVE). Fue también la hija de Penélope Cruz y Ricardo Darín en Todos lo saben, la cinta del oscarizado cineasta iraní Asghar Farhadi.

Señoras del (h)AMPA (Telecinco), Terror.app (Atresplayer), Acacias, 38 (La 1) o La Templanza (Amazon Prime Video) son algunas series más en las que ha participado la actriz, hasta ser una de las protagonistas de Feria: La luz más oscura, un proyecto creado por Carlos Montero (Élite, El desorden que dejas) y Agustín Martínez (integrante del trío Carmen Mola, pseudónimo ganador del último Premio Planeta).

Aunque ya llevaba tiempo enfrentándose «de manera más consciente a los proyectos», explica Campra, su papel en esta serie «ha supuesto un antes y un después». «Me ha cambiado la vida, la perspectiva de todo», explica.

«Hace un tiempo ya empecé a tomar los proyectos de manera más consciente, pero Feria me ha ofrecido un reto que me ha hecho plantar los pies en el suelo y decir «tengo que afrontar esto y sacar de mí lo más grande», cuenta la joven sobre un papel en el que se ha dejado la piel.

Y es que la serie de Netflix es un proyecto raro, un poco «lleno de locura», de la ciencia ficción que antes no solía hacerse en España. «Es algo que no se ha visto mucho en España. Verse sí, pero de otros lugares, pero no sé si hacerse en España se ha hecho», añade.

El marco de la serie, sectas suicidas y terror en un pequeño pueblo blanco de la sierra andaluza en los años 90, y en él están Sofía y Eva (interpretada por Ana Tomeno), que se ven obligadas a madurar de la noche a la mañana.

«Creo que he aprendido mucho en este proyecto y a partir de ahora afronto los nuevos trabajos de otra manera. Lo he notado en las producciones que han venido después, que los he afrontado de una manera muy distinta», explica.

Interpretar a un papel tan complejo, agrega, ha hecho también que se reafirme en la profesión que ha elegido, esa que le llegó jugando: «Toda mi vida he trabajado como actriz, no me ve veo haciendo otra cosa porque es con lo que he crecido y es lo que he mamado».

ARCHIVADO EN: Netflix, Cine, España