La Junta aprueba un decreto que blinda las urgencias rurales

S.L.H
-
El portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, esta mañana en rueda de prensa.

El Consejo de Gobierno ha aprobado esta semana el anteproyecto de ley de tiempos máximos en atención especializada y el decreto que establece los tiempos máximos para que los pacientes sean atendidos en los servicios de urgencias hospitalarias.

El portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, ha comparecido en rueda de prensa, donde ha detallado que, respecto a la atención especializada, se fijan los plazos máximos de 180 días para una intervención quirúrgica, que se reduce a 30 días en los casos de patologías oncológicas, valvular y coronaria, y desprendimiento de retina.
Para las consultas especializadas, el plazo máximo de atención es de 60 días y, para las primeras pruebas diagnósticas y terapéuticas, de 30 días, con excepciones, puesto que en los casos de tumores malignos o desprendimientos de retina, el plazo será de siete días.
Con respecto al decreto de tiempos máximos de espera en urgencias hospitalarias, los pacientes deberán ser evaluados y clasificados en un tiempo de diez minutos, para luego ser atendidos en función de la gravedad, y se fija en un máximo de 12 horas el tiempo de espera para ocupar una cama.

Una de las novedades que recoge el decreto de tiempos máximos para ser atendido en los servicios de urgencias hospitalarias es el impedimento a cerrar los Puntos de Atención Continuada (PAC), es decir, las urgencias rurales, "por motivos económicos". Hernando recordó que esto fue lo que en su día intentó hacer María Dolores Cospedal, evitado gracias a la acción de la justicia. Con este decreto, si finalmente es aprobado ya en la siguiente legislatura, "no se van a poder cerrar los servicios de urgencias en los pueblos por quien pudiera tener esa tentación", dijo.