Pasear a perros sin sus cartillas se castigará con una multa de 150 euros

M.G./Toledo
-

El Ayuntamiento activa un protocolo de control y vigilancia para cumplir con la resolución de la Consejería de Agricultura tras el caso de rabia. Los dueños deben llevar encima la documentación del perro cuando estén en la vía pública

Pasear a perros sin sus cartillas se castigará con una multa de 150 euros - Foto: Víctor Ballesteros

Lo mejor que puede ocurrir en casos de alarma es dejar las cosas claras. Y así lo hicieron ayer las concejalías de Seguridad Ciudadana y de Medio Ambiente junto con la Policía Local. La aparición de un caso reciente de rabia, concretamente el de la pitbull que atacó a tres niños hace unos días, ha dado lugar a la emisión de una resolución de la Consejería de Agricultura para establecer importantes medidas y normas de emergencia a fin de evitar que esta enfermedad se detecte en más animales pese a que en España fue erradicada hace muchos años.
Por tanto, el Ayuntamiento de Toledo hará todo lo que esté en su mano para seguir a rajatabla la resolución y ha activado un protocolo para controlar  el cumplimiento de la ordenanza sobre la tenencia de animales y vigilar a los perros y gatos vagabundos. Además, exigirá ciertas medidas a los propietarios, que podrán ser multados si pasean a los perros sin atar y si no llevan la documentación del animal consigo, puesto que los efectivos de la Policía Local la pueden solicitar en cualquier momento.

la resolución. «No queremos alarmar a nadie», apuntó ayer el concejal de Gestión de los Servicios y Medio Ambiente, Gabriel González, pero insistió que todos los ayuntamientos del área de influencia que ha señalado Agricultura deben intensificar el control sobre los animales y estar preparados para capturar a los que sean necesarios si se detecta un potencial peligro. Sin embargo, pese a que la Policía Local se volcará en esta labor no está prevista la recogida indiscriminada de perros y gatos en la calle porque no es necesario.
Por su parte, el concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Rafael Perezagua, aseguró que la activación del nivel de alarma uno, tras conocer que la pitbull que fue sacrificada contrajo la rabia en Marruecos, se extenderá a lo largo de seis meses y es necesario extremar las precauciones para no dar oportunidades al virus.
Por tanto, recordó que lo más urgente es que todos aquellos propietarios de animales domésticos les vacunen contra la rabia en los próximos 14 días tal y como señala la resolución de Agricultura.
También es obligatorio que los propietarios lleven encima la cartilla sanitaria cuando saquen a sus animales a la vía pública. En caso de olvido, por ejemplo, dispondrán de 48 horas para entregarla, pero si tampoco se hace podrán recibir una multa que oscilará entre 6 y 150 euros. Al respecto, el jefe de la Policía Local, José María Sánchez Albiñana, aseguró que los agentes podrán custodiar a los animales indocumentados y trasladarlos temporalmente a la perrera hasta que se aporte la cartilla de control sanitario.
Sin embargo, cabe la posibilidad también de que el animal corra peor suerte en caso de que se detecte que no mantiene control veterinario. En este sentido, Albiñana dejó claro ayer que «ante una alerta sanitaria» se debe evitar cualquier riesgo. Y la legislación, según defendieron ayer desde el Ayuntamiento permite el sacrificio animal sin sufrimiento pasado un periodo de tiempo tras la captura si el animal no es reclamado.
Los propietarios de perros potencialmente peligrosos también tendrán que llevar la documentación cuando paseen a sus canes y además deben ir atados y con bozal para evitar problemas y cumplir con la ordenanza municipal. En caso de vulnerar la legislación, el propietario puede ser sancionado con una multa que oscila entre los 300 y los 2.400 euros.
Además, González aprovechó también para explicar que los dueños que no hayan desparasitado y vacunado a sus mascotas antes del 28 de junio con la antirrábica pueden recibir una sanción que fluctuará entre 300 y 6.000 euros.
Desde el Ayuntamiento esperan que la ciudadanía se tome en serio la situación, que no recoja animales abandonados de la calle y que avise  a Valoriza si se encuentra con un animal muerto y al 092 o incluso al 112 si ve a uno enfermo, herido o en malas condiciones.