scorecardresearch
Javier Ruiz

LA FORTUNA CON SESO

Javier Ruiz


Las rajadas de Emiliano

24/06/2021

Emiliano García-Page volvió el martes a rajar contra los indultos de la misma manera que lo hizo el día que se vacunó. Aquella mañana le costó treinta y nueve de fiebre y un quitarse de en medio hasta que bajase la calentura. El otro día estuvo sembrado, soberbio y categórico. Dice lo que muchos pensamos y creo también lo que los socialistas sienten. Sin embargo, lo han dejado solo en el partido. Vara y Lambán se han convertido en dos pastorcillos al lado de Emiliano. Es el líder en ejercicio que más claro habla contra los indultos. Queda Felipe González, que también lo deja claro, y Bono, que ya solo bonea. O el independentismo pone algo de su parte o el PSOE se va al ostracismo cuarenta años más.
El silencio con el que los dirigentes del PSOE han recibido la medida más grave tomada en democracia es clamoroso, humillante hasta para su propia historia. Hay precedentes, aunque nadie lo recuerde porque no interesa. En el treinta y cuatro se dio un golpe de Estado muy parecido al que aquí ocurrió en el diecisiete. Dos años más tarde, cuando gana el Frente Popular, llega el indulto. Lo que ocurre después, aparte de una guerra pavorosa, quizá deba ser leído y repasado en los diarios de Azaña, que no sé si alguno de los dirigentes actuales del PSOE sabe o conoce. El presidente de la República deja muy claro cómo son los nacionalistas catalanes. Los tilda de traidores y ruines. Igual que los vascos, que vendieron la República en Santoña. Pero estamos tan interesados en la memoria histérica, que no leemos y pasamos de curso como el burrito de la clase, con orejas de Celaá.
Ojalá Pedro se salga con la suya y siga volando en Falcon. No me gusta que humillen a mi país y hay cosas que no cotizan en Bolsa ni en el Ibex 35. Garamendi llora como mujer lo que no supo defender como hombre, pero allá la CEOE y sus empresarios. Lo que parece claro es que nada es negro o blanco, salvo para los nacionalistas. Lo único que entienden es el victimario y la propaganda. Sin embargo, EGP dixit, cómo nos gustaría equivocarnos y que esto no sea un calvario. El nacionalismo es una idea totalitaria, discriminatoria y poco democrática. No sé qué coño hace el internacionalismo de la izquierda dándose la mano con ellos. Quizá para yugular al PP. Solo que hay escenas que no hay tragaderas que las aguanten.
Núñez hace bien en arrear igual que Ciudadanos con el asunto. Sin embargo, creo que Page acierta cuando reacciona como lo hace. Esta tierra no entiende ni de indultos ni privilegios ni concesiones. Me sorprende Bono, él sabrá las cosas que dice. La llanura es ancha y aquí un hombre es igual a otro hombre. Los manchegos tenemos fama de panzudos y tranquilotes. No hay prisa porque el horizonte se junta con el cielo y a la legua se atisba la mentira. Pedro Sánchez no puede salir a la calle sin que lo silben.
La rémora del PSOE con los indultos ya nos la contarán sus dirigentes dentro de dos años. Sánchez actúa como si el 4-M no existiera y sigue volando. Y puede que le salga bien la jugada si la economía no quiebra. Casado, si es patriota, debe dar paso a Ayuso. Los complejos de Vox lo han arrumbado y es preso del discurso de la izquierda. Entre tanto, Emiliano gana elecciones en el descuento, como el Cid, después de muerto. Ponerse ahora de perfil puede ser cómodo, pero no trae cuenta ni rédito. El votante discrimina, pero también le tocan los cojones. Nadie hablará de nosotros cuando hayamos muerto en la ignominia.