Los abogados ven «improductivo e ineficaz» un agosto hábil

M.G
-

El Colegio de Abogados de Toledo está recibiendo quejas de los letrados por la medida, puesto que vulnera su descanso y no les permite conciliar. También observan que se están celebrando pocos juicios porque muchos jueces están de vacaciones

Los abogados ven «improductivo e ineficaz» un agosto hábil - Foto: ï»VÁ­ctor Ballesteros

Los abogados no han podido echar el cierre a sus despachos en este mes de agosto por la decisión del Ministerio de Justicia de que este año sea hábil entre el 11 y el 31. Una medida «improductiva e ineficaz», según apunta el decano del Colegio de Abogados de Toledo, Ángel Cervantes, porque no está ayudando a agilizar la actividad dado que  la mayoría de los jueces está de  vacaciones y el trabajo se complica porque apenas se celebran juicios y es complicado dar salida al papel cuando los plazos legales son tan ajustados.
«Estamos recibiendo muchas quejas en los últimos días y los abogados están muy quemados», explica Cervantes, sobre todo, porque no entienden que el decreto afecte a letrados y a procuradores cuando la medida no ha evitado que buena parte de los jueces sí haya cogido vacaciones, con lo que la agenda de señalamiento apenas se está agilizando en agosto.
Los abogados lamentan que el proyecto de ley sobre este asunto no haya salido aún adelante a pesar de encontrarse en el Senado por las fechas vacacionales, y esperan que esta medida de habilitar agosto sea excepcional porque no ayuda a sacar papel ni agilizar una actividad que está sufriendo retrasos importantes derivados de la paralización que se produjo durante la pandemia y de la falta de medios desde hace años.
«Nos complica la situación el tema de los plazos», según apunta, ya que en causas penales hay de tres a cinco días para emitir respuesta y en procedimientos civiles  también hay periodos muy ajustados, con lo que obliga a los abogados a permanecer en sus despachos este mes o a marcharse de vacaciones con el ordenador para sacar tarea adelante «sin que se respete la conciliación».
En principio, en los partidos judiciales se van a celebrar pocos juicios este mes, pero los abogados están comprobando que no se está sacando adelante actividad urgente porque, en algunos casos, hay procedimientos de hace años que podrían seguir esperando a que se retomase la actividad en septiembre. «En mi caso me he encontrado con un delito de lesiones de hace siete años que ahora exige una respuesta en pocos días», explica Cervantes, cuando lo lógico sería dar preferencia a causas más urgentes durante este mes.
La postura del Colegio de Abogados de Toledo sobre la medida es compartida por los 82 colegios restantes de España y la crítica no es nueva, puesto que ya desde mayo se trató el tema y se mostró un fuerte rechazo para habilitar la actividad judicial en agosto. El enfado fue tal que incluso algún colegio lanzó la posibilidad de una huelga, aunque no llegó a efectuarse.
También el Consejo General de la Abogacía de España ha expresado su malestar y se ha hecho eco de las  protestas y las reivindicaciones de los distintos colegios, que entienden que se ha vulnerado el derecho al descanso de los abogados y la medida no paliará el retraso acumulado por la falta de actividad durante la pandemia pese a que se haya incluido en el plan de recuperación diseñado por Justicia.
jueces La ineficacia aumenta por el hecho de que muchos magistrados están de vacaciones en agosto. No existe recomendación escrita, pero sí verbal por parte del Consejo General del Poder Judicial para que los jueces no cambien su agenda y la mayoría siga cogiendo agosto como mes de descanso con el objetivo de que en septiembre la actividad se retome al 100%. Y esta situación agrava las críticas de estos profesionales, que se sienten discriminados junto con los procuradores, porque no entienden la  nula actuación del Ministerio de Justicia para coordinar el trabajo de los operadores jurídicos y asegurar que agosto sea completamente hábil si esa era la opción que se manejaba para sacar adelante procedimientos.