Los universitarios toman la palabra

S.L.H
-

La Asociación de Debate del Campus de Toledo (ADET) organizó la segunda edición de la Simulación de Cortes de Castilla-La Mancha.

La Asociación de Debate del Campus de Toledo organizó la segunda edición de la Simulación de Cortes de Castilla-La Mancha. - Foto: Ví­ctor Ballesteros

La Asociación de Debate del Campus de Toledo (ADET) organizó la segunda edición de la Simulación de Cortes de Castilla-La Mancha, un proyecto surgido en 2018 tomando el testigo de otras simulaciones parlamentarias. Tras el año pasado, este evento volvió a llevar a los participantes al salón de plenos de las Cortes de Castilla-La Mancha para debatir sobre cuestiones de actualidad e historia parlamentaria.
En concreto, los organizadores decidieron simular el procedimiento de debate y tramitación de tres textos legales, dos que previsiblemente serán aprobados por las Cortes en esta legislatura -la Ley contra la Despoblación y la reforma de la Ley del Juego- y otro que ya salió adelante a finales de 2019, la Ley de Economía Circular.
En su vertiente histórica, los participantes recrearon el debate de la Ley de Congregaciones Religiosas en las Cortes de la Segunda República. 
Para comenzar la sesión de ayer, los estudiantes eligieron un ‘presidente del Gobierno’ entre cinco grupos que representan diferentes sensibilidades e ideologías e iniciaron el debate, que se prolongará tres días. Así, portavoces de los Conservadores, Moderados, Nueva Izquierda, Partido Progresista y LUX lanzaron sus ideas en la tribuna del pleno sobre despoblación, economía circular y la reforma de la Ley del Juego.
Antes de arrancar la sesión plenaria, los diputados de Nueva Izquierda colocaron banderas republicanas en su bancada, un acto que rápidamente fue reprimido por el presidente ‘en funciones’ del Parlamento: «Quiten esos trapitos», llegó a decir, para posteriormente referirse a ellas como «banderas». Los parlamentarios de izquierdas accedieron a la orden y las retiraron. 
El papel del presidente del Parlamento fue bastante activo durante toda la sesión. En numerosas ocasiones llamó al orden a varios de los diputados y tuvo que responder a las peticiones por alusiones que le hacían llegar los diferentes grupos parlamentarios. Es más, hasta en una ocasión llegó a decir: «Debatan entre ustedes, no con este presidente», dadas las continuas alusiones que también le hacían directamente los parlamentarios.

 

El Parlamento más «prolífico». La vicepresidenta primera de las Cortes de Castilla-La Mancha, Josefina Navarrete, destacó durante su intervención que el Parlamento autonómico es el más «prolífico» de España, ya que en poco más de seis meses de legislatura ha aprobado nueve leyes. Además, subrayó que las nuevas normativas tienen un «alto contenido social» y sitúan a la región «a la vanguardia del país en igualdad, protección del medio ambiente y transparencia».
Navarrete, que estuvo acompañada por la viceconsejera de Relaciones Institucionales, Margarita Sánchez, recordó que el Parlamento regional está impulsando también tres planes de igualdad, accesibilidad y sostenibilidad para modernizarse y abrirse más a la sociedad. 
«El parlamentarismo es un homenaje a la fuerza y al poder de la palabra», aseguró la vicepresidenta primera de las Cortes, al tiempo que defendió que este no debe ser un foro «para reafirmar las propias posiciones y ridiculizar a los adversarios», sino un espacio para que «las lógicas discrepancias no se conviertan en barreras insalvables».