El día más importante con una jura excepcional

I.G.V.
-

Un total de 19 nuevos policías nacionales juraron en Toledo, solo una mujer. La crisis por el coronavirus obligó a celebrar el acto por provincias y no uno central en Ávila como suele ser habitual. Se trata de la promoción más extensa de la Historia

Será sin duda uno de los días más felices de sus vidas. Ingresan como funcionarios de carrera, como policías nacionales, tras meses de formación en la academia y otros tantos de prácticas. Tras mucho esfuerzo. Y en un día tan importante se aguanta hasta el calor con el uniforme. Aunque uno de los protagonistas se tuvo que sentar unos minutos tras sufrir un golpe de calor. Un total de 19 nuevos policías nacionales juraron ayer su cargo en Toledo, solo una mujer. A nivel nacional las mujeres son el 25 por ciento del total de las nuevas incorporaciones. La crisis por  el coronavirus obligó a celebrar el acto por capitales de provincia -el primero en Madrid por la mañana y el resto simultáneamente por la tarde- y no uno central en Ávila como suele ser habitual.
La promoción más extensa del Cuerpo, con un total de 3.178 agentes, se quedó sin un gran acto multitudinario debido a la situación excepcional que vive el país derivada de la pandemia por la Covid-19 que  evita las aglomeraciones para evitar los contagios.
Fueron actos más pequeños pero cargados de simbolismo y con emoción. En Toledo arrancó a las siete de la tarde, en el gimnasio de la Jefatura Superior de Policía, presidido por el jefe superior, Félix Antolín, quien intervino en el acto solo para felicitar a los nuevos agentes y para leer el discurso escrito por el director general de la institución, Paco Pardo, que se leyeron en todos los actos.
Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Toledo, Carlos Devia, recordó que «la Policía Nacional es una institución con 196 años que trabaja cada día por estar a la vanguardia, en sus oficinas virtuales y en la lucha contra la ciberdelincuencia».
«Sois una policía puntera, a la altura de las mejores del mundo», enfatizó el subdelegado, recordando a los jurando que «se os va a pedir trabajo y esfuerzo y la encontraréis duras pruebas como la que seguimos viviendo en estos momentos».
Los policías juraron su cargo, cantaron el himno del Cuerpo y homenajearon a sus compañeros caídos en acto de servicio. Lo hicieron con sus familiares siguiendo la ceremonia desde las gradas, con un calor sofocante, con mascarillas, con distancia d seguridad, pero grabando cada momento con el móvil.