scorecardresearch

El librillo de Javi Sánchez

J. M. Loeches
-

Con cambios de sistema, jugadores en sus posiciones naturales y adaptación a la plantilla, el técnico toledano ha ido sacando un mayor rendimiento al CD Toledo, aunque debe corroborarlo con más resultados

Javi Sánchez, técnico del CD Toledo - Foto: David Pérez

El CD Toledo todavía no ha logrado nada con ganar al Atlético Levante. Esa victoria debe ser la primera piedra de un tabique que cada semana tiene que hacerse más y más sólido, y cuya construcción no vale abandonar de vez en cuando. De momento, la plantilla tiene la referencia del librillo de Javi Sánchez. Sin hacer comparaciones, parece reunir muchos puntos. Muchos ya están cristalizando; otros se encuentra en ciernes; y la mayoría irán cogiendo forma con el paso de las jornadas.

Cambios de sistema
El cuadro verde ha pasado de ser un equipo inflexible, que jugaba siempre de la misma manera, fuera quien fuera el rival y fuera cual fuera el resultado. El técnico toledano ha probado ya diferentes sistemas, desde el 4-2-4 del estreno contra el Alzira, al 5-3-2 del pasado domingo en Buñol. Aveces, agitar el árbol produce frutos, y no quedarse a verlas venir.

Muchos jugadores
Otro rasgo que diferencia a Javi Sánchez de su antecesor es la utilización de futbolistas, y no siempre por lesión o sanción. En cuatro jornadas, el técnico ha tirado de 20 jugadores, es decir, a todos los sanos menos Nico Villafañe y Alex Dos Santos, incluido Marcos de Felipe, obviado por Diego Merino.

Mayor rendimiento
Tampoco es casualidad que algunos de los futbolistas que parecían no dar el nivel esperado de ellos, están empezando a ofrecer un mayor rendimiento. Quizás sea porque viene colocarlos en su posición natural, o porque con otro sistema sus cualidades son capaces de aflorar. El caso es que Iván Cédric ya está siendo decisivo. De delantero. Los laterales aparecen en ataque y hasta tienen ocasiones y marcan. Víctor Andrés aporta minutos de calidad cuando se encontraba completamente desaparecido. Alberto Bernardo ya no resulta anulado por un planteamiento rácano y sin vocación ofensivo. E irán destapándose más esencias, que esta plantilla las tiene.

Adaptación al rival
Lo de mirarse al ombligo, tener una identidad y creer en lo que se hace está genial, pero, si no funciona... Javi Sánchez no ha demostrado ser esclavo de ningún estilo y, mucho menos, de un esquema de juego. Tampoco de plantar a los mismos jugadores todos los días. Lo de mirar al rival y adaptarse a su forma no está penalizado, y hasta aporta soluciones rentables.

Se amolda al plantel
Es de otra época eso de tener un equipo de autor. Se ha demostrado que nada te garantiza en el fútbol ganar todos los partidos, pero mucho menos seguir a rajatabla los cuatro preceptos en los que crees. Son lícitos, por supuesto, pero un entrenador, que nunca sale al campo a jugar, no está demás que, de vez en cuando, intente desliar la madeja y tocar teclas. Se tiene que adaptar a la plantilla que tiene, y el nuevo entrenador lo hace. Y con resultados, nadie va a discutir si se juega bien o se juega mal.

Sin sobrepasarse
El CD Toledo del primer tramo de temporada era desmedida en sus acciones, protestón con los árbitros y siempre enfadado. Eso se reflejaba en un buen número de tarjetas, algunas de ellas de color rojo. En las últimas jornadas se ha reducido bastante ese debe y los verdes han pasado a ser un equipo tranquilo y con los biorritmos a sus niveles idóneos.

¿Resultados?
Javi Sánchez está convencido de que el triunfo ante el Atlético Levante es el punto de inflexión. Se tendrá que demostrar en estas semanas. De aquí un mes, el CD Toledo se está comiendo el turrón. Será un buen momento para evaluar de nuevo el trabajo del toledano con la batuta. Polideportivo El Ejido y Eldense, en casa, y CF La Nucía y Hércules CF son los siguientes jueces.