Los Reyes Magos siembran ilusión tras el año más complicado

J. Monroy
-

A falta de cabalgata, sus majestades de Oriente están realizando una recepción a los pequeños en Bisagra, donde los niños pueden acercarse a ellos más que nunca y saludarlos con sorpresa y alegría

Este año lo podrían recuerdar los Reyes Magos por las dificultades de la pandemia, sumadas a la ola de frío, pero no va a ser así. No por todas estas dificultades han estado ausentes de Toledo. De hecho, en medio de enormes medidas de seguridad (quizás lo policías con armas en la mano podía parecer excesivo para algunos en un acto infantil) los niños se han podido acercar más que nunca a sus majestades de oriente, sentados en sus tronos ante la puerta de Bisagra. Aunque solo ha sido por unos segundos, los han podido saludar más de cerca que otros años en la cabalgata, y a buen seguro que con lo que los Reyes se marcharán mañana a casa, tras el arduo trabajo, es con la imagen de la sorpresa y respeto en la cara de muchos pequeños toledanos.

Melchor, Gaspar y Baltasar recibieron, pues, a los niños, en la fachada principal de la puerta de Bisagra, en un escenario muy toledano realizado para el acto por el Ayuntamiento. Sobre los Reyes tres pendones con el escudo de la ciudad, y sobre los escudos, la estrella de navidad. El escenario, con motivos vegetales congelados a propósito, mostraba los colores de Toledo. Eso sí, majestades y acompañantes no pasaron frío, porque el dispositivo contaba con calefacción de butano.

A ritmo de villancico, los niños fueron acercándose poco a poco a saludar a los Reyes. Durante el acto demostraron que, efectivamente, son obedientes y cumplen en todo momento con el protocolo. Se acercaban desde la Vega, por donde, a falta de cabalgata, unos personajes Disney les amenizaban la espera, para poder saludar y hacerse unas fotos a los pies de los monarcas, entre extremas medidas se seguridad por la pandemia; apenas podía pararse nadie. Todo el itinerario estaba bien indicado y marcado y no falló nada. Voluntarios de la Cruz Roja también velaron por que no ocurriera ningún accidente.

- Foto: David PérezVistosos vestidos. Una cosa positiva que ha tenido este improvisado besamanos de los monarcas ha sido que este año se ha podido apreciar mucho mejor sus vistosas vestimentas. Durante los últimos cinco años, cada vez que sus majestades y séquito han marchado por Toledo lo han hecho con los bizantinos trajes que para ellos ha confeccionado el diseñador toledano Pepe Sánchez. Pero desde luego que desde las carrozas no se ha podido nunca apreciarlos como se merece. En esta ocasión, José Sánchez ha hecho a juego unas preciosas mascarillas que no solo han sido el complemento perfecto, sino que también han salvaguardado a los Reyes del peligroso virus.

Más fotos:

- Foto: David Pérez
- Foto: David Pérez
- Foto: David Pérez
- Foto: David Pérez
- Foto: David Pérez
Los Reyes Magos siembran ilusión tras el año más complicado
Los Reyes Magos siembran ilusión tras el año más complicado
Los Reyes Magos siembran ilusión tras el año más complicado
Los Reyes Magos siembran ilusión tras el año más complicado