IU condena las 2 agresiones machistas de este fin de semana

La Tribuna
-

La concejala, Olga Ávalos, pide al equipo de Gobierno que se tome en serio estos casos y que haga todo lo que tenga en su mano para evitar que estas agresiones machistas se vuelvan a repetir en la ciudad de Toledo

Olga Ávalos, concejala de IU-Podemos en el Ayuntamiento de Toledo. - Foto: La Tribuna

El Grupo Municipal de Izquierda Unida-Podemos en el Ayuntamiento de Toledo ha condenado las dos nuevas agresiones machistas que han sufrido dos mujeres en la ciudad durante el fin de semana.
Así lo explicó ayer la concejala de Izquierda Unida-Podemos de Toledo, Olga Ávalos, tras saber que la Policía Local ha atendido a dos mujeres de la ciudad por presuntos casos de violencia machista en el Casco Histórico y en Santa Bárbara.
Ávalos pidió al equipo de Gobierno que se tome en serio estos casos y que haga todo lo que tenga en su mano para evitar que estas agresiones machistas se vuelvan a repetir en la ciudad de Toledo.
En este sentido, recordó que Izquierda Unida-Podemos de Toledo propuso el 28 de abril medidas como realizar campañas de concienciación y que se disponga de pisos en alquiler para aquellas mujeres que están sufriendo violencia de género en la ciudad durante el Estado de Alarma para evitar nuevos casos de violencia de género.
En concreto, señaló que las campañas de sensibilización que impulse el Consistorio toledano tienen que ir dirigidas a las mujeres afectadas, vecinos y familiares utilizando los medios oficiales y las redes sociales.
«Es importante que si escuchamos gritos, golpes o peleas; seamos los vecinos y vecinas suficientemente solidarios para llamar y denunciar esos actos. No nos va a suponer ningún problema, pero puede salvar una vida. Es importante que las mujeres no se sientan solas y poder protegerlas», manifestó.
Otra medida que propuso la concejala de Izquierda Unida-Podemos fue la de invertir en sacar a las mujeres amenazadas por la violencia machista de sus casas y acogerlas en pisos de alquiler o pisos turísticos que están vacías en estos momentos con la ayuda económica del Ayuntamiento de Toledo.
En este sentido, apuntó que sería necesario saber el estado tanto física como mental, ya que algunas mujeres han perdido la capacidad de comunicarse y no cree que sus maltratadores estén intentando cuidar su bienestar. «No es momento de dejarlas solas, es hora de poder dar una solución rápida y de emergencia», aseguró. Para llevar a cabo estas medidas, pidió que se utilice el 1% del presupuesto del Consistorio a políticas de igualdad.