La Junta concede 4 de los 10 talleres de empleo solicitados

L.G.C. /L.T.
-
Arturo Castillo, concejal de Economía y Hacienda.

El concejal de Empleo, Arturo Castillo, indica que subvencionarán los de albañilería, electricidad, ebanistería y limpieza, con entre 8 y 10 plazas cada uno por un plazo de 6 meses

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha concedido un total de cuatro talleres de empleo a la ciudad de Talavera, de un total de diez solicitados por el Ayuntamiento. Así lo ha explicado a este diario el concejal de Economía y Empleo, Arturo Castillo, quien ha indicado que los cuatro aprobados responden a la concesión de subvención para la realización de programas para la recualificación y el reciclaje profesional, y formarán en albañiería, electricidad, ebanistería y limpieza.
Según recoge el texto completo de la resolución, publicado el 20 de noviembre del pasado año en el DiarioOficial de Castilla-La Mancha, estos programas de recualificación y reciclaje profesional se configuran como programas de carácter temporal en los que el aprendizaje y la cualificación se alternan  con un trabajo productivo en actividades de interés público o social, que permita a las personas desempleadas, la inserción laboral a través de la profesionalización y adquisición de experiencia. Con ello, se busca «la actualización o adquisición de nuevas competencias profesionales para trabajadores y trabajadoras de mayor edad y de quienes han sufrido el paro de larga duración».
La presente convocatoria, explica el DOCM, se dirige especialmente a uno de los colectivos prioritarios para participar en este tipo de planes, en este caso las personas desempleadas mayores de 45 años, con responsabilidades familiares y procedentes del sector de la construcción y afines. Los programas seleccionados deberán cumplir con los requisitos exigidos en la Orden 163/2018 de 12 de noviembre de 2018, la Consejería de Economía, Empresas y Empleo.
El número de personas participantes en cada programa será de un mínimo de ocho y un máximo de diez y los programas tendrán una duración mínima de seis meses y máxima de un año, lo que se concretará en la correspondiente resolución de concesión de la ayuda. Cada taller contaría con un monitor, mientras que los desempleados recibirían el salario mínimo interprofesional durante el tiempo que dure el mismo.
La convocatoria aún no se ha hecho pública, a falta de la homologación por parte de la administración regional de las instalaciones para su desarrollo, indicó Castillo.