La tormenta deja varios árboles y ramas caídos

J. Monroy
-

Por precaución, el Ayuntamiento decretó el cierre de todos los parques, e hizo que los bañistas salieran de las piscinas municipales

La tormenta deja varios árboles y ramas caídos

El fuerte viento de la tormenta que se desarrolló en Toledo en la tarde de este martes ha dejado como saldo la caída de varios árboles y roturas de ramas en todos los barrios de la ciudad. Bomberos y Policía Local tuvieron una tarde complicada, e incluso después de la tormenta estuvieron revisando la vía pública en respuesta a las muchas llamadas recibidas.  Retiraron de la vía pública árboles y ramas, aunque no hay que lamentar daños personales y el Ayuntamiento está valorando los materiales.
El viento dejó básicamente árboles rotos por todos los barrios, además de un toldo en la calle potosí. No obstante, no hubo que lamentar inundaciones por la lluvia, indicaron los bomberos, tan sólo algún canalón dañado.
Hubo árboles caídos en la calle Potosí, paseo de La Cornisa, San Eugenio, plaza del Conde, bajada del Barco, San Pedro el Verde, Barco Pasaje, Alberche 27, Jarama 92 y Río Marchés, solo por mencionar algunas de las calles.
Si no ha habido incidentes ha sido quizás porque la concejal de Parques y Jardines, Marta Medina, de manera preventiva, ha mandado cerrar los parques de la ciudad con motivo de la tormenta y el vendaval. También en las distintas piscinas municipales, de manera preventiva, se cumplieron los protocolos y se sacó a los usuarios del agua durante la tormenta.
El 112 de Castilla-La Mancha tuvo que atender 26 incidentes entre las cinco y las siete de la tarde, casi todos ellos en Toledo.