Acabar con el trasvase y después solucionar las desaladoras

Mario G. Gutiérrez
-

Miguel Ángel Sánchez pide a la ministra cambiar el orden de actuación en materia de agua y adelantar el establecimiento de los caudales ecológicos

Acabar con el trasvase y después solucionar las desaladoras


La Plataforma en Defensa de los ríos Tajo y Alberche se muestra firme asegurando que «no valen modificaciones del Memorándum» sino lo que hay que hacer es tomar medidas y acabar con el trasvase. Así lo manifiesta el presidente del colectivo, Miguel Ángel Sánchez, quien en declaraciones a La Tribuna valoró el encuentro mantenido entre García-Page y la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, del que sacó las mismas conclusiones que de la mantenida con la Plataforma el pasado 9 de julio.
«La ministra tiene claro que hasta que no se solucione la problemática de las desaladoras en el Levante, el Tajo no tendrá una solución» afirma Sánchez, pero del mismo modo considera que «no se puede esperar» a que se solucione el tema de las desaladoras en el Levante para tomar medidas en el Tajo. 
Quedan por tanto patentes las diferencias de planteamientos entre ambos organismos, pues para Sánchez, se podría invertir el orden y primero solventar la problemática del Tajo a su paso por  Toledo o Talavera y posteriormente definir con mayor precisión el tema de las desaladoras. 
Otro de los problemas a los que se enfrenta el Ministerio es el establecimiento de los caudales. No se puede postergar el marcar las cifras para delimitar los caudales mínimos, por lo que los acuerdos alcanzados los definen como que «no son nada».
Esos acuerdos implican que los municipios ribereños entrarán en la Comisión de Desembalse o en la Comisión de Protección del Trasvase, a lo que a juicio de la Plataforma, no sirve de nada si no cuentan con «voz y voto», para poder expresar así su opinión y tener poder de decisión sobre los acuerdos que se tomen.
Así mismo, recalcan  que no es cuestión de modificar memorándum, sino de «cerrar el trasvase», así como tampoco se puede pactar desde una comisión bilateral los caudales ecológicos, sino que estos deben venir fijados «por los estudios científicos que ya están hechos», que ponen sobre la mesa las necesidades reales y que evitan que esto se convierta en «un bazar de yo te doy y tú me das».
Por tanto, según el presidente de la Plataforma, trasluce de la reunión que la ministra en funciones, tiene «un papelón bastante complicado» pues tiene que cumplir las sentencias y un Gobierno Regional que debe seguir haciendo su trabajo y que no es de recibo que «se ponga como una victoria» que se vayan a ejecutar los 25 millones de euros de los municipios ribereños, cuando debería de haberse hecho hace muchos años.
En ese sentido, Sánchez percibe las actuaciones del Gobierno de Castilla-La Mancha como «bastante flojas» y reclama mayor contundencia y poseer otra visión de gestión para todas las cuencas, pues recuerda los problemas de la cuenca del Segura, que define como «importante para Castilla La Mancha», por lo que esperan un mayor compromiso del Ejecutivo autonómico para «exigir y conseguir más cosas».