Tornerías albergará el Centro de Promoción de la Artesanía

C.M.
-

Una inversión de 1,2 millones devuelve a la mezquita su uso público y su valor patrimonial

Imagen de la mequita de Tornerías - Foto: David Pérez

La presentación pública del Proyecto Básico y de Ejecución de las Obras de Rehabilitación Integral de la Mezquita de Tornerías de Toledo congregó en el lugar a un nutrido grupo de responsables políticos -mayoritariamente socialistas- deseosos de conocer el futuro planificado para un espacio - «joya islámica», «contenedor de historia», «edificio único»...- propiedad de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha que, una vez remodelado, retornará a su carácter público como Centro de Promoción de la Artesanía. Encargo que, debido a la relevancia patrimonial y artística de la parte monumental -tanto de la Mezquita como del descubierto  edificio tardoantiguo, ha sido confeccionado con mimo y detalle por parte de Francisco Javier Alguacil San Félix y Luis Moreno Domínguez -AMA Estudio de Arquitectura- bajo la dirección arqueológica de Arturo Ruiz Taboada.
Tras realizar, Alguacil, un exhaustivo y documentado relato sobre la vivencia conservada de un edificio llamado a conectar «el pasado con el futuro», apuntó las líneas de intervención planteadas en un proyecto presupuestado en 1.192.718,04 euros para la actuación sobre una superficie de 984,90 metros cuadrados. Patricia Franco, adelantó en este sentido, que ya están trabajando en la licitación del mismo y que esperan iniciar las obras -con un plazo de ejecución de 14 meses- el próximo «mes de junio».
Y puesto que el objetivo, insistió el arquitecto, es devolver al conjunto la posibilidad de ser utilizado como  espacio en el que desarrollar actividades vinculadas con la artesanía -mediante la realización de exposiciones temporales, muestras de artesanos, talleres de divulgación y formación, áreas de trabajo en coworking, zona de venta, biblioteca y sala de conferencias-, la propuesta atiende la importancia del monumento «facilitando su visita mediante una adecuada restauración y puesta en valor».
Estructura, el edificio, en distintos niveles, la propuesta aboga por la «diafanización del espacio conectando todas las partes de cada una de las plantas», porque no hay que olvidar que el inmueble es «una superposición de varios» distribuido en torno a cuatro niveles tanto históricos como de nueva construcción.