Las 411 viviendas turísticas suman el 32% del alojamiento

M.G.
-
El Casco acumula el 87% de las viviendas turísticas. - Foto: David Pérez

El estudio municipal realizado recientemente apunta que el 84% de la oferta se concentra en viviendas completas. La mayor parte son para una ocupación de 4,4 huéspedes. El Casco acumula el 87% de la oferta

Toledo es un destino muy atractivo para quienes buscan alojarse en un apartamento o vivienda de uso turístico desde hace tiempo. Una nueva realidad, aupada por la crisis, los desplazamientos en familia y las modas, que huye de las estadísticas oficiales, que se quedan muy cortas para evaluar un sector en crecimiento escasamente regulado. Las viviendas turísticas se anuncian en distintos portales web, pero Airbn es el que se toma de referencia para establecer la creciente oferta, sobre todo, en el Casco Histórico.  
La ciudad cuenta con «490 anuncios de este tipo de alojamiento extrahotelero en esta conocida web», con lo que se puede establecer que existen 411 viviendas completas para cortas estancias turísticas, es decir, el 84%de la oferta. Por tanto, el 16% restante engloba habitaciones privadas en viviendas particulares.
No resulta fácil cuantificar la oferta comercializadora de este sector y resulta imposible hacerlo únicamente con la visualización de las ofertas de distintos portales, que suelen ser dispares y están sujetas a distintas políticas comercializadoras. En este caso, el estudio se ha visto obligado a obtener los datos a través «de técnicas de web-scrapping» a fecha 1 de junio de 2018 «para obtener una foto fija de la oferta real de apartamientos y viviendas turísticas y dimensionar la problemática en Toledo».
Lo primero que llama la atención es el alto porcentaje de viviendas completas que se ofertan en Toledo, únicamente superada por la Palma, en relación a otras ciudades, como Barcelona o Madrid, donde la primera mantiene un 46,6% de viviendas completas y la segunda un 63,4%. Por tanto,  de estas cifras se desprende que los alojamientos completos están ganando terreno en el sector turístico.
En el estudio se incluye un recuento de la capacidad en los anuncios disponibles, que se traduce en 2.144 huéspedes, lo que supone «un 32% sobre la oferta total de hospedaje» en la ciudad», ya que el Instituto Nacional de Estadística (INE) registra 4.433 plazas hoteleras. 
Todos estos datos invitan a una doble reflexión, la rápida expansión de este tipo de alojamiento de cortas estancias en un tiempo relativamente corto y «el aumento de la capacidad de hospedaje en un 48% desde la llegada de Airbn».
Atendiendo a la capacidad, la mayor parte de los anuncios, en concreto 152, se centran en viviendas completas de cuatro camas. Las preferencias son claras, pisos de uno o de dos dormitorios para una capacidad promedio de alojamiento de 4,4 huéspedes. Si bien, conforme aumenta el número de plazas disminuye la oferta. También se observa que existen algunas viviendas cuya capacidad excede la docena de personas y están incumpliendo la normativa regional.
Aun así, no son las únicas. Airbn ha sacado a la luz muchas viviendas de uso turístico sin regularizar, puesto que hace unos meses sólo estaba registrada el 13% de la oferta de este portal. También las estadísticas oficiales dan cuenta de ello, puesto que en el registro oficial del INEen junio figuraban 18 apartamentos turísticos y dos casas rurales en Toledo.
barrios. El Casco acumula «el 87% de las camas disponibles del sector», seguido de la Antequeruela y Covachuelas. El Distrito Norte anuncia nueve alojamientos completos;el Norte, 13, Santa Bárbara, 12;y el Polígono, únicamente 8.