El Consistorio estudia dejar de prestar servicio de matadero

Lola Morán Fdez.
-
El Consistorio estudia dejar de prestar servicio de matadero

La portavoz del equipo de Gobierno aseguró ayer que desde el Ayuntamiento no tienen ninguna notificación oficial del cierre cautelar de las instalaciones

El Ayuntamiento de Talavera está estudiando la posibilidad de dejar de prestar el servicio de matadero municipal cuando finalice el contrato con la actual concesionaria, algo que será efectivo en 2021, si bien antes estudiará la posibilidad de continuar adelante o no con esta concesión una vez compruebe si la concesionaria está «cumpliendo con sus obligaciones». Así lo ha manifestado la portavoz del equipo de Gobierno, María Rodríguez, a preguntas de los periodistas sobre el cierre cautelar del matadero municipal por deficiencias continuadas, tal y como ha informado jhoy La Tribuna.
Rodríguez ha querido recalcar que en el Ayuntamiento de Talavera no se ha recibido «ninguna notificación, ni del cierre cautelar que han llevado ahora ni ninguna notificación anterior por parte de ninguna administración en ninguno de los casi veinte años que lleva de concesión» la empresa Ganados y Productos Industriales S.A. (Gypisa), con la que se firmó el contrato el 31 de enero de 2001 por un periodo de 20 años.
La portavoz ha precisado que, una vez reciban este escrito, los servicios jurídicos municipales estudiarán «las opciones a llevar y el camino a seguir». Sobre este punto, ha apuntado a la posibilidad de tener que requerir a la concesionaria que lleve a cabo «la obra que supuestamente hay que hacer y que es por lo que cierran», o bien proceder a cancelar o rescindir el contrato, asumir la concesión o rescatarla.
Es algo que se decidirá con el escrito del cierre cautelar en la mano, tras comprobar los términos que contempla. Ha insistido en este sentido en que todavía restan dos años de contrato «que habrá que cumplir», si bien «habrá que ver también si el concesionario estaba cumpliendo con sus obligaciones».
Si bien Rodríguez ha dicho que oficialmente no ha habido ninguna notificación oficial al respecto, también reconoció que desde el equipo de Gobierno, y en concreto el alcalde, se han puesto en contacto «extraoficialmente» con usuarios del matadero, «que a fin de cuentas son los afectados por este cierre cautelar».
A todos ellos les ha querido mandar un mensaje de tranquilidad, asegurando que de manera extraoficial tienen conocimiento de que se están llevando a cabo las obras «las obras se están ejecutando y en breve espacio de tiempo podrán de nuevo abrir las instalaciones».