Los propietarios de Pozo Amargo recurren el 'PAU hostil' en el juzgado

F. F.
-
El procedimiento se produce sobre en seis parcelas catastrales situadas en los números 1 al 13 de la Bajada de Pozo Amargo y el número 8 del callejón del Vicario - Foto: David Pérez

'Hotusa' obtuvo licencia para levantar un hotel en 2009 pero renunció y desde entonces el historial está plagado de molestias al vecindario, órdenes de desescombro y demoliciones

Hoteles Turísticos Unidos SA (Hotusa) ha presentado en el Juzgado Contencioso Administrativo número 2 de Toledo un recurso contra el acuerdo de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de la capital que dio inicio a un procedimiento de declaración del incumplimiento de edificar en seis parcelas de la Bajada de Pozo Amargo con el fin último de sacar a licitación la realización de un programa de actuación urbanizadora (PAU) para la construcción de viviendas.
La demanda tiene fecha de 23 de septiembre y se hace efectiva después que el Ayuntamiento ha rechazado las alegaciones que presentó Hotusa por la vía administrativa. Ni la empresa, que por lo menos tiene el detalle de coger el teléfono, ni el concejal de Urbanismo informan sobre el procedimiento.
Hay que remitirse a las declaraciones de Javier Nicolás el pasado mes de julio cuando anunciaba la desestimación de las alegaciones y se reafirmaba en la intención de iniciar un «PAU hostil» debido a que el plazo de 2 años para edificar los solares que marca la ley ha sido ampliamente sobrepasado.
Explicaba entonces que esa propiedad derruida en su mayor parte ha producido a los largo de años muchos inconvenientes al vecindario y que debido a la renuncia del promotor a sacar adelante el proyecto de hotel para el que tiene licencia desde 2009 el Ayuntamiento se ha visto en la necesidad de actuar.
Matizaba también que no se trata de una expropiación sino que el Ayuntamiento se erige en agente urbanizador indirecto, saca a licitación el PAU y quien se quede con él tendrá que compensar a los propietarios  (Hotusa) con un pago justo, por ejemplo en especie entregando una parte de las viviendas que se construyan.
El procedimiento de declaración de incumplimiento del deber de edificar se produce sobre en seis parcelas catastrales situadas en los números 1 al 13 de la Bajada de Pozo Amargo y el número 8 del callejón del Vicario.
Según acuerdo de la Junta de Gobierno se inicia «debido al estado de total abandono y degradación de los inmuebles desde hace años, constando en los servicios técnicos municipales denuncias y quejas de los vecinos desde el año 1995 y habiéndose adoptado ocasionalmente órdenes de ejecución por la Concejalía de Urbanismo, la última en abril de 2013»,  obligando a la propiedad a adoptar medidas tales como la extracción escombros, la demolición de cubierta desplomada parcialmente o el apeo de crujías.
En marzo de 2009 la Junta de Gobierno Local concedió licencia de obras a Hotusa para la construcción de un hotel de cinco estrellas pero el 28 de agosto de 2009 la mercantil  renuncia
En los siguientes años continuaron las quejas y denuncias de los vecinos debido al deterioro de los inmuebles, ocasionándose requerimientos a la propiedad y una última orden de ejecución que luego ha derivado en el acuerdo recurrido.
En el periodo de información pública  se presentaron al Ayuntamiento tres escritos firmados por Amancio López Seijas, en nombre y representación de Hotusa, en contra del acuerdo pero en base a un  informe de los Servicios Administrativos de Planeamiento, Gestión y Ejecución se decidió la desestimación por lo que se declaró firme el incumplimiento de la obligación de edificar.