El sector agroalimentario exportó en abril 205,86 millones

Javier D. Bazaga
-

La cifra es casi la mitad de toda la actividad exterior regional, y un dato «enormemente positivo» gracias a la evolución del vino embotellado

El sector agroalimentario exportó en abril 205,86 millones - Foto: David Esteban

Las exportaciones del sector agroalimentario en Castilla-La Mancha han superado todas las expectativas en este primer cuatrimestre del año. Especialmente durnate el mes de abril, el primero completo en plena emergencia sanitaria, con un volumen de facturación de 205,86 millones de euros según informó este martes el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno.
Unos datos «enormemente positivos» ya que esa cifra supone nada menos que el 48,5 por ciento de la exportación global de la región.
Así, en los cuatro primeros meses del año, las exportaciones del sector ascendieron a 827,87 millones, de los 2.234 del conjunto de la actividad económica.
De esta forma, «el sector se ha comportado muy bien» dijo, algo especialmente llamativo en el caso del vino donde el coste unitario del vino exportado «se ha incrementado de manera considerable», alcanzando los 0,62 euros por litro de media, lo que supone un 15 por ciento más de media que en el mismo mes del año anterior.
El valor del origen. En este sentido, el consejero destacó el buen comportamiento del vino de denominación de origen y embotellado, que ha supuesto un valor 5,6 veces mayor que el vino a granel y sin indicación geográfica.
Un valor para el vino embotellado que se ha incrementado mes a mes desde hace cinco años, y que «significa más riqueza para nuestros viticultores, más actividad económica para nuestras bodegas».
Algo notable también en el caso del consumo interno, «aunque pueda parecer mentira», como ha ocurrido con la DO Valdepeñas que solo vende vino embotellado y ha registrado picos de hasta el 30 por ciento.
El consejero puso de relieve además el volumen de peticiones de la región para el almacenamiento privado, con 31 solicitudes de bodegas de la región, por un total de 737.000 hectólitros de vino. De ellos 143.000 de indicación geográfica protegida. Además mencionó una segunda linea de destilación de crisis con 2,9 millones de hectólitros solicitados en la región, y otras 382 solicitudes para vendimia en verde, para 2.703 hectáreas, con una previsión de subvención de 4,5 millones de euros. «Castilla-La Mancha ha sabido aprovechar muy bien la propuesta nacional de utilizar una parte de los recursos para paliar la situación de dificultad» concluyó Martínez Arroyo.