La mejora de las calles adyacentes a Jarama acaba en mayo

M.G
-
La mejora de las calles adyacentes a Jarama acaban en mayo - Foto: David Pérez

Las intervenciones van muy avanzadas. La alcaldesa visita las obras de la calle Ventalomar. El proyecto incluye el pavimento, acerado, reordenación y ampliación de zonas de aparcamiento, plantación de árboles y renovación de la red de saneamiento

La calle Ventalomar es un polvorín de obras, paso de vehículos y camiones y obreros trabajando para ajustarse al calendario previsto. En principio, la mejora de las seis calles adyacentes a Jarama, la principal que cruza el Polígono Industrial, terminará entre mayo y junio.  Así lo tiene previsto la empresa ‘Antonio Miguel e hijos’, la adjudicataria de este proyecto de remodelación de los accesos «del corazón económico de la ciudad» que tanta falta hacía, como ha explicado esta mañana la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, durante su visita a las obras de la calle Ventalomar.
Los empresarios del Polígono han jugado un papel importante en la puesta en marcha de este proyecto, ya que se trataba de una demanda histórica que ha vuelto a colocar al Polígono Industrial en la agenda política «tras cincuenta o sesenta años abandonado por  los distintos colores políticos», ha apuntado el presidente de la Asociación de Empresarios del Polígono, Ángel García, muy satisfecho, y así lo ha comentado también, con «el empeño personal» de la alcaldesa en esta iniciativa.
En principio, el equipo de Gobierno anunció hace un año exactamente un proyecto de adecentamiento de los accesos del Polígono que incluía las calles Valdemolinos, Río Estenilla, Ventalomar y Río Nogueras, con un coste de 700.000 euros, pero finalmente la intervención también se ha ampliado a las calles Valdelospozos y Valcavero, y añadió obras de renovación de saneamiento a lo proyectado en principio: pavimento, acerado, plantación de árboles y reordenación y ampliación de aparcamientos en línea y batería en las distintas calles.
Además, el proyecto también ha incluido una actuación en la glorieta que conecta la N-400 con la calle Valdemolinos. En definitiva, una potente intervención, que ha ido de la mano de los empresarios, que costará 1,6 millones de euros.
«Lo más importante es que se va a ofrecer otra imagen de la zona industrial» que ayuda, entre otras cosas, «a la creación de puestos de trabajo» y a la llegada de nuevas empresas. En este caso. Tolón ha remarcado la colaboración de Fedeto, los empresarios del Polígono y los sindicatos en estas iniciativas fruto de ese gran Pacto por el Desarrollo Económico y el Empleo que se firmó a mediados de 2016.
En cuanto a la obra en sí, la alcaldesa ha destacado la creación de un aparcamiento para camiones en la calle Ventalomar, una de las demandas principales de los empresarios al margen de la reordenación y señalización de las zonas de aparcamiento. A la obra se suma también la plantación de 126 árboles como mejora de las zonas verdes, entre los que destacan almeces, plataneros, perales y moreras.
El equipo de Gobierno está a punto de licitar las obras de la calle Jarama, una intervención integral, con un coste de 1,5 millones de euros a cargo de los fondos europeos Edusi. De momento, Tolón no avanzó una fecha de inicio, a pesar de que los empresarios esperan que el proyecto de adecentamiento de la artería principal del Polígono Industrial se ejecute lo antes posible, pero sí comentó que se iniciarán antes de que finalice el año.
Por su parte, la alcaldesa ha insistido en el potencial empresarial de Toledo, ya que en la Junta de Gobierno Local de esta semana se han otorgado licencias para ocho nuevas naves en el Polígono, con lo que en los últimos meses han alcanzado la veintena.
«La ciudad de Toledo está en la agenda de muchas empresas», ha subrayado Tolón, convencida también de la necesidad de continuar avanzando para que se convierta «en la capital del desarrollo económico y la innovación». En este caso, la alcaldesa puso de ejemplo el reciente informe del BBVA que incluye a Toledo como «motor» económico, con lo que esos tres millones de euros de inversión en la zona industrial ayudarán a borrar las huellas de una zona bastante degradada.