«Las elecciones acabarán con la coartada»

C.M
-
Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha. - Foto: David Pérez

Emiliano García-Page consideró que celebrar elecciones generales en abril acaba con «la coartada y el argumento» de quienes piensan que el Gobierno se agarra al poder «al precio que sea»

La historia del inmueble sobre el que se asiente la Mezquita de Tornerías fue el escenario para que el presidente se refiriera a «un país que lleva muchos siglos configurándose y definiéndose» en torno a «la pluralidad». Por ello, y celebrando «de corazón que en España vamos a poder decir que no necesitamos autodeterminarnos más», Emiliano García-Page celebró -una vez más-  que «si es posible a finales de abril podamos hablar, sin la discusión, de lo que nos une, del país». Porque la convocatoria de elecciones generales acabará «con la coartada» y el «argumento de quienes piensan que el Gobierno se agarra al poder al precio que sea».
Además, y porque este planteamiento «posibilita que los españoles puedan pronunciarse dejando claro que «la autodeterminación no nos va a dividir a los que creemos en al Constitución», el presidente regional  se declaró optimista porque los comicios «aportarán las certezas que España necesita tras diez años de « con demasiada zozobra, con demasiadas dudas». Por ello, finalizó su discurso -en el que no faltó un guiño al famoso relator «que podía convertirse en el jefe de campaña de la oposición»- señalando que una «consigna de prudencia válida para cualquier dirigente público es que «si no se tiene claro todo, al menos hay que tener claro lo que no hacer».