En la calle y a la espera de noticias

J. Monroy
-

Policía Nacional y Guarcia Civil desalojaron a los vecinos de Montesión en torno a las seis de la tarde. En su recorrido por la urbanización pudieron ver las llamas muy cerca de viviendas

En la calle y a la espera de noticias - Foto: Yolanda Redondo

Los vecinos de Montesión han vivido este 28 de junio su particular infierno, un infierno que se puede alargar, como mínimo, hasta que puedan entrar de nuevo en sus viviendas y comprobar que todo está bien, o por lo menos, que los daños han sido mínimos. Un infierno que comenzaba pasadas las cinco de la tarde (el incendio comenzaba media hora antes). El humo y el fuerte olor a fuego les alarmó, eso cuando no pudieron ver de forma
Guardia Civil y Policía Nacional comenzaron poco despues a ir desalojando todo Montesión casa por casa. Primero llevaron a los residentes, en muchas ocasiones acompañados con sus mascotas, hacia la mitad de la urbanización, para después moverlos a la caseta de control, y terminar en la rotonda de entrada desde CM-4000 a San Bernardo y Montesión. Desde estas ubicaciones pudieron ver las llamas muy cerca, incluso, entrando en algunas parcelas privadas, muy cerca de las viviendas. Allí se vivieron momentos de evidente tensión. Policía Local y Guardia Civil cortaron los accesos y solo pudieron acceder, acompañados por agentes, quienes tenían a alguien en su vivienda, como un hombre cuya madre no podía bajar por sus medios. Los vecinos esperaban allí en la calle, alarmados. Fueron llegando más vehículos, que al no poder entrar a las urbanizaciones, quedaban aparcados en el entorno de la rotonda, hasta que la Policía los echaba.
En San Bernardo la cosa al poco quedó más tranquila, y los vecinos pudieron pasar por el acceso desde la urbanización la Bastida hasta sus hogares. Nerviosos, no pararon de observar desde allí la evolución del humo. Todo ello, en unas calurosas horas sin luz y sin agua.